Joaquín Castellón

Periodista de investigación en La Sexta

«La gente escucha “Panamá” y sabe que estás hablando de un paraíso fiscal»: Entrevista a Joaquín Castellón, periodista de investigación de La Sexta (2ª Parte)

Continuamos con la entrevista a Joaquín Castellón, periodista de investigación en La Sexta y reciente  Premio Pulitzer en la categoría de “Periodismo en profundidad”:

(Archivoz) ¿Qué impacto tuvo en tu vida el proyecto de los “Papeles de Panamá?

(JC) Los papeles de panamá fueron, posiblemente, el proyecto más apasionante, divertido que he tenido y que creo tendré en mi vida. Periodísticamente, ha sido el más interesante, una aventura maravillosa. Nosotros no éramos conscientes de lo que iba a dar de sí. Cuando empezamos a trabajar con estos documentos íbamos poco a poco, sacando cada dato, no llegábamos a ver la envergadura que iba a alcanzar todo el proyecto.

Me sirvió para aprender de periodismo, de economía, para aprender de comunicación,… Muchísimos campos que se abrieron gracias a ese proyecto, y sobre todo, me sirvió para aprender sobre la colaboración entre medios. Fue un proyecto apasionante.

(Archivoz)¿Qué impacto crees que ha tenido en la opinión pública?

(JC) Creo que tuvo mucho impacto. El día que yo iba en el metro y dos señoras a mi lado iban hablando de la sociedad offshore de Pedro Almodovar pensé: “esto ha traspasado la frontera, la gente haba de ello en la calle”. 

También sirvió para concienciar, como te decía antes, sobre las grandes fortunas. Ahora la gente escucha Panamá y sabe que estás hablando de un paraíso fiscal. Incluso escucha en término offshore y también lo identifica. Hay que pensar que cuando empezamos el proyecto nos preguntábamos qué nombre poner a la investigación, pensamos que llamándola “Papeles de Panamá” la gente iba a saber qué significaba Panamá, iban a relacionar Panamá con Suiza.

Por otra parte, estuvo el impacto económico. Creo que Montoro dijo que España ha recaudado más de 100 millones de euros, hay 150 investigaciones abiertas, el Parlamento europeo abrió también una comisión de investigación sobre los datos desvelados por los Papeles de Panamá, incluso Barack Obama habló de la importancia de acabar con los paraísos fiscales. Sí, creo que tuvo mucho impacto.

(Archivoz) La filtración que ha tenido lugar recientemente llamada “Paradaise papers” ¿crees que tendrá mayor impacto que los Papeles de Panamá?

(JC) En España no ha tenido tanto impacto porque es una filtración diferente.

Para empezar, en Panamá se habla castellano y en la información que teníamos ahora de los diferentes despachos de abogados, no. Los [defraudadores] españoles trabajan más con paraísos fiscales cercanos en el ámbito geográfico (Andorra, Gibraltar, Suiza), o que les son accesibles por el idioma, es decir, aquellos en los que se habla castellano.

Esta última filtración ha sido muy diferente porque en ella se habla de grandes empresas (de Nike, de Apple), realmente donde está el dinero, aquellas que manejan grandes capitales, las grandes compañías internacionales. Mientras que, en los “Papeles de Panamá”, se tuvo acceso a documentos de los abogados, en los “Papeles del paraíso” se ha visto cómo funcionaban los registros mercantiles.

Además, en los Papeles de Panamá, como venían de un despacho de abogados, se manejaban muchos documentos personales. Sin embargo, los Papeles del Paraíso se componen en exclusiva de documentos oficiales. Ha sido una filtración diferente pero sirve para ahondar en el mundo de los paraísos fiscales.

Ciudad de Panamá

(Archivoz) ¿De qué forma recibís la información por parte del consorcio de periodistas? ¿Cuál es el procedimiento de trabajo con esos archivos?

(JC) El consorcio recibe la información y lo manejan habitualmente antes de subirlo a la nube en discos duros externos y encriptados. Después, lo que se hace es estructurar la información, hacer que se pueda buscar entre los documentos, que sean consultables, lo que es muy complicado por la cantidad de información y la variedad de formatos que presentan este tipo de archivos. Se sube a Blacklight, una plataforma que facilita un buscador en donde se pueden realizar búsquedas simples o listar una serie de búsquedas complejas para que las ejecute contra todos los documentos y ver si devuelve algún “Match”.

Por otra parte, hay una red social encriptada llamada Global I-Hub Icij en la que se pueden ir subiendo los hallazgos al día y mantener conversaciones con otros investigadores facilitando el trabajo colaborativo.

Por último, hay otra plataforma llamada Linkurious que lo que hace es dar un formato visual a toda la información relacionada entre sí. A través de nodos hace una tela de araña con las conexiones.

(Archivoz) ¿Contáis con algún documentalista en vuestro equipo de investigadores? ¿Qué peso tiene la documentación en vuestras investigaciones?

La documentación tiene muchísimo peso en el trabajo de investigación. Aunque no hay un documentalista en exclusiva para el equipo, sí contamos con el equipo de documentación de La Sexta, a los que recurrimos para poder construir la información.

En los Papeles del Paraíso ha sido una de las piezas clave. Para el periodista es fundamental documentarse bien en todas las investigaciones así como pedir ayuda a un experto en documentación para que nos pueda facilitar la información.

(Archivoz) Por último, ¿cómo crees que cambiará (o está cambiando ya) el Big Data, la inteligencia artificial o la realidad virtual el futuro del profesional de la información y la documentación? ¿Qué nuevas posibilidades se abren para estos profesionales?

(JC) Va a cambiar totalmente. No sé hacia donde nos lleva porque todavía estamos experimentando, pero nos va a abrir muchísimas puertas. De momento, se utiliza el periodismo de datos para señalar y arrojar luz a problemas. En ámbitos internacionales, se está trabajando muchísimo con el periodismo de datos y las leyes de transparencia extranjeras, cada vez se cruzan más datos.

«Son fundamentales los equipos multidisciplinares, sobre todo de documentación e informática»: Entrevista a Joaquín Castellón, periodista de investigación de La Sexta (1ª Parte)

Recientemente reconocido con el Premio Pulitzer en la categoría de “Periodismo en profundidad”, Joaquín Castellón es un destacado periodista de investigación que trabaja en La Sexta, formando parte del equipo de investigación de la cadena.

La importante labor investigadora que realizó con los “Papeles de Panamá” lo llevó a conseguir el mayor reconocimiento internacional en el ámbito del periodismo, el Premio Pulizter, junto con el premio de la APM al mejor periodista del año que fue otorgado a todo el equipo que participó en la investigación de los Papeles de Panamá. Recientemente, con el proyecto de los “Papeles del Paraíso”, se ha vuelto a implicar en una nueva investigación nacida de una nueva filtración de despachos de abogados que gestionan empresas offshore y grandes holdings de inversión opacos.

(Archivoz) Hola Joaquín, muchas gracias por participar en Archivoz y enhorabuena por tu reciente Premio Pulitzer. Llevas 15 años trabajando en medios ¿Veías ya en ese momento la importancia que iba a adquirir el periodismo de datos?

(Joaquín Castellón) Hace 15 años todavía no veía la importancia del periodismo de datos porque era algo muy lejano. La primera vez que escuché hablar del periodismo de datos fue en el año 2009 o 2010 en Nueva York, cuando Mar Cabra hacía un curso en Columbia. Fue allí donde nos explicó lo que hacía el periodismo de datos y para qué servía. Todavía no era consciente de todo lo que nos iba a dar después y de las puertas que nos iban a abrir, algo de lo que entonces no éramos conscientes.

(Archivoz)¿Cuándo te empezaste a sentir atraído por el periodismo de investigación?

(JC) Fue de pura casualidad. Estaba en la sección de sociedad de la Sexta cuando se decidió crear una unidad de reportajes a largo plazo. Me pusieron en esa unidad y nada más llegar tuvimos la suerte de poder implicarnos en la investigación de Swiss Leaks, conocida como la lista Lista Falciani en España. A partir de ahí, una investigación llevó a otra. He tenido la fortuna de poder implicarme en estas investigaciones internacionales.

(Archivoz) Con las filtraciones de Wikileaks comenzó también una era de lucha por la transparencia y por la liberación de grandes masas de datos y de información, en ocasiones, gracias a colaboraciones entre periodistas, hackers, filtradores, documentalistas, informáticos, etc. ¿Qué importancia tienen todos estos agentes en los proyectos de liberación de datos? Imagino que se necesitan equipos multidisciplinares, ¿no es así?

(JC) Son fundamentales los equipos multidisciplinares, sobre todo de documentación e informática. Para que os hagáis una idea, cuando nos dieron el premio a mejores periodistas del año de la Asociación de la Prensa de Madrid, decidimos que se tenían que sumar todo el grupo (informáticos, diseño web, etc.) porque habían sido parte del equipo. De hecho, tuvimos dudas porque no sabíamos si podían dar el premio a “mejor periodista del año” a un informático, pero la APM nos confirmó que sí. Todo el equipo era parte de la investigación. Estos especialistas consiguen que los periodistas podamos acceder a los documentos, buscar en ellos todo tipo de información, haciendo que los archivos sean accesibles.

Los papeles de Panamá eran 11.500.000 de documentos y todos ellos tenían que ser consultables de forma sencilla desde cualquier parte del mundo de manera encriptada para que todos los periodistas que investigábamos y que no teníamos conocimientos de programación pudiéramos acceder a los datos de manera sencilla. Nos dijeron que si tuviéramos que haber leído uno a uno todos los papeles de Panamá hubiéramos tardado 36 años.

(Archivoz) Con la Ley de transparencia del 2013 en España se obliga a la administración a facilitar de forma oficial sus datos y a ponerlos accesibles a los ciudadanos. ¿Es España un país accesible y transparente? ¿Qué países debería tener España como modelo de gestión en transparencia y acceso a la información pública?

(JC) Como modelo tendríamos que tener México, sin lugar a dudas, un país que suele aparecer muy bien situado en el ranking internacional de transparencia. Croacia o India son otros de los países bien situados.

España tiene mucho que mejorar en este aspecto, de hecho, está modificando la ley. Hay muchísimos detalles que se tendrían que cambiar. Por ejemplo, que tengas que facilitar tu nombre y tu DNI para consultar una información que tiene que ser pública. Otro ejemplo es que cuando tienes que reelaborar una información hay países donde puedes pagar el tiempo del funcionario que se dedica a reelaborarla y así puedes tener información accesible que tú necesitas y que alguien tenía que hacer. En España te dicen simplemente que no la tienen o que no la han hecho nunca, y tienes que olvidarte de esa información porque no te la van a dar.

(Archivoz) ¿Cómo crees que ha cambiado el periodismo con la llegada y el desarrollo de los nuevos medios digitales? ¿Son los medios hoy más independientes?

(JC) Creo que el periodismo no ha cambiado, da igual si se hace a través de la web, en twitter o en Instagram, el periodismo sigue siendo entender una historia, verificarla y contarla de forma comprensible para todo el mundo interesado. Da igual en qué medio o cómo la publiques, si la elaboras en un periódico en la Web o si eres un bloguero y la publicas desde tu casa. Creo que el principal problema ahora mismo en el periodismo es lo mal pagado que está. Aquí creo que se necesita un mayor compromiso del público para desarrollar un periodismo no sé si mejor, pero sí más comprometido.

(Archivoz) ¿Pueden cambiar estas filtraciones el modo de operar de los defraudadores?

(JC) Sí, de hecho, con los papeles del paraíso ya hemos descubierto que lo están haciendo, están cambiando su forma de operar. Nos han dicho varios abogados que ahora, sabiendo la mala imagen pública que tiene este tipo de operaciones, están intentando eliminarlas, incluso cerrar sociedades, cuentas, etc. Saben que si esto sale a la luz, y es muy probable que en algún momento se salga, su imagen pública quedaría muy comprometida.

 

(…Continúa leyendo la segunda parte de la entrevista el lunes 22 de enero…)