«A veces, tengo la impresión de que los “humanistas” del siglo XXI vivimos más pendientes de “la nube” que de lo que pueda estar afectando a “lo humano”»: Entrevista a Antonio Espigares, profesor en la UCM

Antonio Espigares es profesor del Departamento de Filología Clásica de la Universidad Complutense y, desde hace bastantes años, comparte su docencia en la Facultad de Ciencias de la Documentación. Su principal campo de estudio ha sido la literatura latina renacentista. Ha publicado varios trabajos sobre la obra de diversos humanistas como Sebastián Fox Morcillo, Juan Ginés de Sepúlveda, Pedro Simón Abril, Juan López de Hoyos o Juan de Solórzano. Asimismo, ha traducido las cartas latinas de Juan Dantisco, embajador del rey de Polonia Segismundo I ante la corte de Carlos V, el discurso Pro Archia de Cicerón y los Emblemata de Adriano Junio.

Sebastián Fox Morcillo. De honore. Estudio y traducción

Sebastián Fox Morcillo. De honore. Estudio y traducción.
El honor ha sido objeto constante de atención en la literatura de todas las épocas. En ese mismo término confluyen y muchas veces se confunden dos conceptos diferentes: el de premio o reconocimiento que recibimos de los demás y, por otro lado, el de sentimiento moral que nos impulsa a actuar con rectitud. Ambos aspectos se analizan en el tratado De honore de Sebastián Fox Morcillo. Junto a la traducción anotada del texto latino, el libro presenta un estudio introductorio sobre el honor en la cultura clásica y renacentista, una biografía actualizada de su autor y un análisis de las fuentes; además, se demuestra el plagio realizado por el escritor inglés Robert Ashley en su tratado Of Honour, elogiosamente citado en numerosos estudios actuales sobre la obra de William Shakespeare.

(Archivoz) En primer lugar, enhorabuena por el trabajo realizado. ¿Cuál fue el origen y el motivo por el que te volcaste a realizar esta investigación?

(Antonio Espigares) Desde hace mucho tiempo he estudiado la vida y la obra del humanista sevillano Sebastián Fox Morcillo. Su vida es un triste ejemplo de las consecuencias de la intransigencia religiosa que por desgracia ha caracterizado una buena parte de nuestra historia. Por otro lado, siempre me ha interesado el tema de honor y su tratamiento desde la filosofía clásica (especialmente por Aristóteles, Platón y Cicerón), pasando por la literatura renacentista hasta la actualidad.

(Archivoz) ¿Qué apoyo has recibido por parte de las instituciones públicas?

(AE) Para la investigación y la realización del libro, ninguno. Tampoco lo he solicitado. Sí, en cambio, para la publicación, que se ha llevado a cabo por el Servicio de Publicaciones de nuestra Universidad, a través del nuevo sello editorial Ediciones Complutense.

(Archivoz) ¿Cuánto tiempo llevó realizar la investigación y escribir el libro?

(AE) La elaboración completa me llevó casi dos años, pero también se puede decir que el libro es, en buena medida, el resultado final de muchos años de trabajo y estudio sobre diferentes aspectos analizados en él.

(Archivoz) ¿Has notado una gran acogida de tu trabajo por parte de la academia?

(AE) Supongo que te refieres a la “academia de profesores”, como se canta en el Gaudeamus igitur. No creo que un libro de investigación en el campo de las humanidades goce nunca de una gran difusión, pero sí he recibido felicitaciones y palabras elogiosas de algunos colegas que lo han leído.

(Archivoz) ¿Pudiste realizar todo el estudio en Madrid o tuviste que desplazarte a otro lugar?

(AE) Con los medios que hoy día tenemos a nuestra disposición en internet, no tuve necesidad de realizar ningún desplazamiento. Además, la poca bibliografía que no se hallaba en bibliotecas españolas la pude conseguir gracias al servicio de préstamo interbibliotecario.

(Archivoz) Como sabes, nuestra revista está enfocada hacia los archivos y la gestión documental. Sería de gran interés para nuestros lectores que nos comentaras qué importancia tienen en tu labor investigadora los archivos o las bibliotecas. ¿Con qué frecuencia utilizas sus servicios?

(AE) En mi caso, dado el tipo de trabajo que realizo, son mucho más importantes las bibliotecas que los archivos y su mayor o menor utilización depende del carácter de cada investigación. En los últimos años, además de la Biblioteca Nacional o nuestro fondo antiguo de la Biblioteca Marqués de Valdecilla, he tenido que visitar, por ejemplo, la Biblioteca de la Universidad de Salamanca, la Biblioteca Capitular de la Catedral de Palencia o la Biblioteca Comunal del Archiginnasio de Bolonia.

(Archivoz) Tal y como señalaba José Antonio Pascual en la reciente XIX Jornada de gestión de la Información, la evolución de la tecnología documental está abriendo nuevas posibilidades de estudio en el ámbito de las humanidades ¿Hasta qué punto la digitalización o el desarrollo de plataformas de datos enlazados como Europeana están mejorando las posibilidades de acceder a fuentes primarias a los investigadores de ese ámbito del conocimiento? ¿Es un elemento importante en los estudios filológicos?

Son una herramienta fundamental, que facilita la labor de consulta de fuentes y de investigación en el terreno filológico. En el caso del libro del que antes hemos hablado, no he incluido el texto latino porque la obra original ya ha sido digitalizada y está al alcance de cualquiera en Internet. No obstante, cuando tanto se habla hoy día de las “humanidades digitales”, siempre pienso en el peligro de confundir lo sustantivo con lo adjetivo. El objetivo de las humanidades no ha de ser única ni fundamentalmente crear más y más bases de datos o especializarse en ámbitos cada vez más reducidos de conocimiento. A veces, tengo la impresión de que los “humanistas” del siglo XXI vivimos más pendientes de “la nube” que de lo que pueda estar afectando a “lo humano” a nuestro alrededor.

 (Archivoz) ¿Crees que el honor es una de las principales preocupaciones de las personas en la actualidad o que forma parte del pasado?

(AE) Creo que es un gran desconocido. Si preguntáramos a la gente qué entienden hoy día por honor, muchas personas no sabrían qué contestar. Pero en realidad tras ese término se esconde una cuestión de gran actualidad. El honor es un concepto y un sentimiento moral que engloba dos facetas diferentes de la personalidad humana: es la imagen que tenemos de nosotros mismos, pero también la imagen que los demás tienen de nosotros. Hoy día la segunda está anulando a la primera, como se muestra en series televisivas como Black Mirror. Con el abuso de las redes sociales mucha gente vive continua y únicamente pendiente de su imagen exterior y renuncia a observarse a sí misma.