La primera adaptación de Dante al cine

Las grandes obras literarias ha sido adaptadas al cine en multitud de ocasiones, con mayor o menor fortuna; por lo general, al pensar en adaptaciones solemos imaginarnos superproducciones hechas en Hollywood, con mucho presupuesto y grandes directores. Pero en los inicios del cine también hubo algunas interesantes adaptaciones que combinaban literatura, interpretación y efectos especiales. Este es el caso del “Infierno”, de 1911, dirigida por Francesco Bertolini, Adolfo Padovan y Giuseppe De Liguoro. Su rodaje duró tres años y el resultado es brillante, ya que fue uno de los primeros largometrajes de la Historia (68 minutos de duración) y combina elementos moralizantes y de terror con imágenes de gran fuerza, inspiradas en los célebres grabados de Gustave Doré. Gracias a la digitalización, hoy podemos disfrutar en su totalidad de esta obra de arte.


Comparte esta entrada