«La empresa recibe del Archivo Histórico el prestigio de poder contar su Historia en primera persona»: Entrevista a Alfonso García Rodríguez. Responsable del Archivo Histórico de Asturiana de Zinc

Nos encontramos con un archivero de pro, experto en patrimonio industrial, agradable, dicharachero, buen profesional que, por encima de todo, ama su trabajo, Alfonso García Rodríguez es desde hace más de 20 años responsable del Archivo Histórico de Asturiana de Zinc y de su mano nos adentramos hoy en este maravilloso y rico archivo que ha recopilado y conserva los más diversos tesoros de la historia de la empresa Asturiana de Zinc.

[ARCHIVOZ] Ponnos en antecedentes, Alfonso, ¿ Dónde nos encontramos?

(A.G.) Nos encontramos en uno de los archivos de empresa más completos y singulares de España, en perfecta disposición de competir con cualquier otro de Europa. Este Archivo Histórico de Asturiana de Zinc, S. A. U. (AHAZ), empresa continuadora y heredera de la Real Compañía Asturiana de Minas (RCAM), es de titularidad y gestión privada, pero abierto al público para consultas, visitas y exposiciones. Está, además, incluido en el catálogo de Bienes de interés cultural de la Consejería de Cultura de Asturias, gozando de la correspondiente protección.

Sus fechas extremas, y contenido de sus fondos, vienen marcados por el propio ciclo vital de la Sociedad, ya que la integridad de sus series documentales es casi completa. Esto supone que la información apenas sufra ausencias desde el fundacional año 1833 hasta la década de 1980. Y esto de todos los departamentos (Contabilidad, Dirección, Compras, Ventas, Personal, Oficina técnica, Producción, Talleres, etc.). Por poner un par de ejemplos: se conserva la totalidad de hojas de jornales, lo que supone que todas las personas que trabajaron para la empresa en 175 años están aquí, día a día; de igual modo, se pueden consultar todos los justificantes de caja (recibos y facturas), todos los libros principales de contabilidad, la práctica totalidad de la correspondencia (recibida y enviada), conocimientos de embarque, asistencia a enfermos… Una maravilla.

[ARCHIVOZ] Cómo, cuándo y por qué surge el Archivo Histórico de AZSA?

(A.G.) Fue en el año 1997, en una iniciativa conjunta de la Presidencia de AZSA y el profesor de la Universidad Complutense Antonio Gómez Mendoza. La presencia en un edificio de Arnao, cercano a la ruina, de más de doscientas grandes cajas de zinc repletas de documentación (años 1833-1952), animó la idea de su conservación y estudio. Para esta primera etapa se formó un equipo multidisciplinar dirigido por los profesores de la Universidad de Oviedo José Ramón García López y Daniel Peribáñez Caveda, se habilitó una antigua vivienda de empleados en las inmediaciones de la Fábrica como primera sede del Archivo, y se iniciaron los traslados y primer tratamiento archivístico de todo aquel material histórico.

Tras diez años de identificación, limpieza, ordenación y clasificación, hicimos mudanza al actual edificio (nave de antiguos laboratorios, construido en la década de 1950) que reúne, esta vez sí, las necesarias y óptimas características para la recepción y conservación de la documentación atención a visitantes y consultas.

Fueron 21 años en los que se partió de cero, ya que Archivo como tal no existía. La documentación se encontraba depositada, almacenada o simplemente olvidada en muy diferentes localizaciones y en muy diferentes estados de conservación, sin un criterio de archivo definido. De todas maneras, las clasificaciones que en su momento se hicieron (con mayor o menor detalle) nos fueron muy útiles para la confección del Cuadro de Clasificación.

[ARCHIVOZ] ¿Ha resultado difícil?

(A.G.) Mucho. El camino ha sido muy largo y, como suele ser habitual en estos casos, las recompensas no abundan o solo llegan en momentos puntuales. Pero todo el esfuerzo queda compensado, con creces, al comparar el estado en el que se encontraba este maravilloso legado -tanto documental como no documental- hace años con su presente y, sobre todo, con su prometedor futuro.

           Imagen de una de las salas dónde se rescató documentación

[ARCHIVOZ] Hoy en día que una empresa invierta recursos en recuperar y conservar el pasado es bastante difícil. ¿Qué crees aporta el Archivo Histórico a la empresa actualmente?

(A.G) Efectivamente, por desgracia no es algo habitual que se invierta en la conservación documental, pero ni siquiera en el ámbito público, quedando todo aquello que no genera beneficio económico o interés a corto plazo abandonado a su suerte. Por eso las mayores felicitaciones hay que dárselas a Asturiana de Zinc, que de manera totalmente desinteresada tomó el testigo de aquellos que la precedieron (y que por una u otra razón se encargaron de guardar y no destruir toda esta documentación) empleando un dinero y unos medios que no rinden beneficio económico.

A cambio, eso sí, la Empresa recibe del Archivo Histórico el prestigio de poder contar su Historia en primera persona, sus casi dos siglos de vida con su propia documentación, y esto está al alcance de pocos en el mundo empresarial. Y además la satisfacción de cumplir con el mandato moral de proteger y preservar nuestro siempre amenazado patrimonio cultural, en la más pura aplicación de la Responsabilidad Social Corporativa.

[ARCHIVOZ] ¿Qué tipos de usuarios tiene el archivo?

(A.G) Son frecuentes las consultas de la propia Empresa (Asesoría jurídica, Recursos Humanos y Oficina Técnica). En lo que se refiere a procedencia externa, se reciben diariamente a investigadores, profesores y estudiantes con fines de estudio y publicación, así como a organismos y entidades públicas del entorno (museos, asociaciones y ayuntamientos). También es habitual la presencia de antiguos trabajadores o vecinos de la Fábrica, estos ya con unas necesidades más cercanas a la nostalgia y el recuerdo.

[ARCHIVOZ] ¿Cuál es el mayor tesoro que te has encontrado?

(A.G) El gran potencial del Archivo es su conjunto, un dinosaurio del que se conserva el esqueleto casi completo, por utilizar la imagen que suelo presentar cuando hay alguna visita escolar. Esto de por sí ya es algo único, por eso me resulta difícil destacar alguna parte en concreto. Tal vez destacaría como tesoro algunos fantásticos momentos en los que al abrir algún viejo almacén, desván o espacio cerrado de la Fábrica me encontré con documentos y libros, archivadores de madera con las fichas de los trabajadores y sus fotografías, sacos de tela llenos de cuadernos…

Y por definir un poco más, quizás los planos topográficos de conjunto de la Fábrica (años 1852 y 1858), cartas manuscritas de los padres de la industrialización como Schulz, Elorza, Heredia…) y la colección completa de expedientes de Dirección (estudios, memorias técnicas y correspondencia).

Vista de uno de los planos de la fábrica

Minas de Arnao. Corte por el plano nuevo. M. Ruiz Falcó. 10/11/1905

[ARCHIVOZ] ¿Se realiza alguna actividad de difusión?

(A.G) Hasta el momento se hicieron varias jornadas de puertas abiertas, en las que se montó para cada una de ellas una exposición temática a partir de los propios fondos, ofreciendo además a los visitantes un recorrido guiado por las dependencias del Archivo. También, de manera esporádica, se reciben visitas de colectivos interesados en el patrimonio industrial (arquitectos, geólogos, historiadores en el marco de excursiones programadas, conferencias y encuentros culturales).

La Empresa publicó en el año 2004 un libro en el que recoge su historia completa, y artículos y en revistas o publicaciones colectivas. A esto hay que sumar la representación en eventos, conferencias, encuentros o cursos. En esta línea, el pasado mes de octubre viajé hasta Heidelberg invitado por la Asociación de Archiveros de Empresa alemanes (VdW), interesados en conocer el alcance de este completísimo Archivo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

[ARCHIVOZ] Si pudieras pedir la carta a los Reyes Magos para el archivo ¿Qué pedirías?

(A.G) Sin duda les pediría una ampliación de los locales para recepción y almacenaje de documentación, ya que este es el mayor problema, el espacio (al resto de problemas siempre se le encuentra solución). También me gustaría que la gente del entorno se concienciase y realizara donaciones de aquellos materiales que a lo largo de los años terminó en manos particulares. Y, ya por pedir, descubrir nueva documentación, que los fondos aumentaran… ¿Tú crees que me lo traerán?

[ARCHIVOZ] ¿Cómo te gustaría ver el Archivo dentro de 20 años?

(A.G) Con la sala de investigadores llena, integrado en una red de archivos de empresa, con presencia en los medios digitales, mejora de medios técnicos… pero me conformo con que no se dé ningún paso atrás, que la progresión continúe…

[ARCHIVOZ] Gracias infinitas Alfonso, por dejarnos adentrar y conocer  un auténtico tesoro en este Archivo, te deseamos la mayor de las suertes y que todos los deseos a futuro se cumplan, no nos cabe la menor duda que con tu conocimiento, trabajo y dedicación así será.