Ana Isabel bello plata

Anabel es Licenciada en Historia por la Universidad de Santiago de Compostela desde el 2001  y Doctora cum laude desde el 2016,  ha participado como ponente en varias conferencias entre ellas en la VI y VII Jornada ICA Motor correspondientes al 2017 y 2018 respectivamente y es autora de varios libros: La Ceca de Juvia. La última fábrica de la moneda de Galicia , La fabricación de fusiles en la ría de Ferrol,  A Enerxía do planeta, La capilla de Serantes, El Pazo Libunca, y Los soldados del Tercio Norte y las tres Españas en la guerra de Cuba  este último presentado  recientemente el 7 de junio. Además completa su formación con la asistencia a cursos y congresos de Archivística, Historia y Arqueología. Hoy nos habla de su labor profesional que ejerce en el ayuntamiento de Narón.

“Tenemos que ir cerrando esa brecha existente entre el ámbito militar y el civil, y empezar a trabajar de forma conjunta”: Entrevista a Anabel Bello, auxiliar de archivo e historiadora

En esta ocasión, Anabel Bello Platas, protagonista de una entrevista anterior en Archivoz, nos habla de un proyecto personal que tuvo la posibilidad de llevar a cabo.

(Archivoz)- ¿Cómo entraste en contacto con el personal del cuartel del tercio Norte?

(Anabel Bello) A finales del año 2008 recibí la cordial invitación del entonces Coronel del Tercio del Norte, D. Juan Ángel López Díaz, para visitar el Quartel del Nuestra Señora de los Dolores. Lo que era una visita totalmente informal pasó a convertirse en un compromiso que dura ya una década.

El valor arquitectónico e histórico del edificio no se puede poner en duda, lo que es realmente complicado es estimar el valor de lo que contienen estas paredes.

La visita al archivo no estaba prevista, surgió de forma totalmente espontánea y, he de decir, que no pude resistirme, no sé si por curiosidad o por deformación profesional.

De camino a las dependencias, me comunicaron que no sabían exactamente la antigüedad de los fondos, y que tampoco se había hecho nunca un estudio general del tipo de documentación que había; que siempre recordaban que “el palomar” era el lugar donde estaba el archivo y que a lo largo del tiempo se habían hecho una serie de actuaciones orientadas a mejorar el acondicionamiento del local

(Archivoz)- ¿Cuáles fueron esas reformas de acondicionamiento del local?

(AB) Hasta el año 1985 la documentación estaba en estanterías de madera, muchas de ellas rotas por la acción de la carcoma, y por lo tanto la documentación se encontraba directamente sobre el suelo, esto motivó la decisión de cambiar las viejas estanterías de madera por estanterías de metal, las típicas de ángulo ranurado, que todavía a día de hoy perduran en muchos archivos y bibliotecas. Además se procede a dar un orden alfabético- cronológico a las fichas de los expedientes personales; se sustituyen las tablillas de madera de los legajos por tapas de cartón, y se sustituyen también las viejas cuerdas, además se busca una solución para poner cierto orden en la Colección de Boletines que se guardaban en el archivo.

Entre los años 2000 y 2002 se procedió a la sustitución y mejora de la antigua instalación eléctrica del archivo y se instala también el sistema contra-incendios.

Había habido varios intentos fracasados de colaboración con la Universidad para elaborar un proyecto de investigación que estudiara y pusiera en valor la documentación que se encontraba en el Cuartel. Sin embargo no será hasta los años 2005-2006 cuando por primera vez una empresa privada se encargue de realizar algún trabajo en el archivo y se decida preparar dos remisiones de documentación (fundamentalmente expedientes) al Archivo de la Zona.

Entre los años 2006 y 2008 se procede a la reforma del tejado del Cuartel, al aparecer una serie de humedades en el techo que amenazaban la conservación y el estado de los fondos. Se instalan también deshumidificadores y radiadores con la intención de estabilizar el grado de temperatura y humedad.

Con éste panorama llegamos a los años 2008-2010, y a mi visita al Quartel de Dolores. El Archivo original donde se encontraba la documentación está en la tercera planta del edificio. Es una gran sala abuhardillada (en la misma sala por la que se accede al antiguo palomar del cuartel) a la que se accede por una escalera muy estrecha a través una única puerta. La sala cuenta con varias ventanas que además de ofrecer luz natural sirven para ventilar el espacio, lo que sin duda favorece la conservación de los fondos.

(Archivoz)- ¿En qué estado encontraste la documentación?

(AB) La documentación ya estaba colocada en estanterías metálicas de ángulo ranurado, ocupando aproximadamente 700 metros lineales, de los que más o menos la mitad, unos 350 metros, contenían expedientes personales.

Las unidades de instalación en las que se encontraba alojada la documentación era de tipología variada, dependiendo de su antigüedad; desde tablillas de madera unidas con cuerda que sostienen los expedientes a modo de carpeta hasta cajas normalizadas de archivo definitivo, pasando por los tradicionales AZ, etc.

(Archivoz)- ¿Qué tipo de tratamiento consideraste que debía hacerse con la documentación y el local?

(AB) Después de una evaluación rápida y a petición del Coronel consideré, y así mismo lo transmití, que lo prioritario sería acondicionar debidamente el local, si se pretendía mantener la ubicación original, y a continuación empezar una intensa campaña de limpieza y desinsectación de la documentación ya que sin ese paso previo no se podría proceder a localización y evaluación de los fondos para poder después ordenarlos siguiendo las normas archivísticas básicas que permitieran su rápida recuperación en caso de necesidad; y a la vez advertí que todo ello, sin duda alguna, requería un importante esfuerzo humano y una considerable inversión económica.

Les comunico que la documentación que tienen custodiada posee un importante valor histórico y que se puede estudiar desde puntos de vista diferentes o a través de varias disciplinas, lo que la hace todavía más interesante.

Se trata de un archivo totalmente desconocido puesto que no tendría que estar aquí, sino que la documentación debería de haber sido remitida periódicamente al Archivo de la Zona, pero nunca se hizo, y en este momento tampoco les interesaba quedarse sin ella si era posible mantenerla custodiada y en condiciones adecuadas en el propio Cuartel. Todo esto vuelve a incrementar el valor general del archivo, ya que tenemos como en una cápsula del tiempo concentrada la historia de las personas que pasaron por el Quartel de Dolores desde prácticamente su construcción.

(Archivoz)-¿Finalmente cómo pudisteis llevar a cabo el desarrollo del proyecto?

(AB) Después de varias conversaciones y de sondear las opciones reales de intervenir en el archivo, se llega a la conclusión de que lo mejor es proceder a la firma de un convenio a tres partes: la Fundación Universidade de A Coruña (que aportaría el personal técnico), el Consello da Cultura Galega (que se encargaría de la dotación económica) y el Quartel de Dolores (instalaciones y parte del material de trabajo), consiguiendo de esta forma el apoyo y la financiación necesaria para empezar a trabajar.

La firma del primer convenio tuvo lugar en diciembre de 2009 y rápidamente se puso en marcha la primera etapa del proyecto que llevó como título: Estudio y difusión del patrimonio documental gallego: catalogación del Archivo del Tercio del Norte de Infantería de Marina.

En función del estado de la documentación del archivo, el equipo de investigación se propone como meta estudiar y poner en valor este interesantísimo fondo documental; pero la prioridad era poner a salvo los documentos contenidos en los diferentes fondos, debido al deterioro que sufrían fundamentalmente a causa de la carcoma. El segundo paso sería facilitar el acceso a la información que contenían los documentos mediante la limpieza, la lectura y el registro informático de los mismos.

(Archivoz)- Como resultado del trabajo realizado en todos estos años,  ¿qué fondos documentales habéis identificado?

(AB) Fondo propiamente documental. A lo largo 247 años de vida han sido muchos miles de españoles los que han participado de la historia desde este Quartel, sobre todo gallegos, y aunque de los 100 primeros años no poseemos documentación de ningún tipo, durante los últimos 147 años se ha generado un volumen importante, que actualmente está ordenado, y que a “grosso modo” podemos dividir en dos grandes bloques:

El primero estaría dedicado al fondo archivístico, propiamente dicho, compuesto principalmente por:

  • Libros de filiación desde 1923 hasta 2002.
  • Expedientes personales de oficiales, suboficiales y tropa desde 1870 hasta la actualidad, el número aproximado rondaría los 38.000.

El segundo agruparía una serie de Colecciones, que sería conveniente someter a un proceso de selección, catalogación y estudio más preciso:

  • Diario Oficial de Guerra desde 1894 hasta 1936; ésta colección es especialmente importante pues sospechamos que se trata de la única edición conservada en Galicia. Boletín Oficial de la Capitanía General de la Isla de Cuba.- Diario Oficial del Ejército desde 1929 hasta 1963.- Diario Oficial de Marina desde 1900 hasta 1985.- Boletín Oficial del Estado desde 1937 hasta 2000.- Boletín Oficial de Ministerio de Defensa desde 1985 hasta la actualidad.- Documentación de las distintas secciones de la Plana Mayor, como órdenes de ejercicios, libros de habilitación, manuales de armamento, del soldado,…; dentro de este grupo de documentos, las Órdenes Diarias en concreto, incluyen datos tan interesantes como el menú que se servía hace más de 150 años a las tropas allí concentradas o los hechos históricos de la ciudad de Ferrol – Manuales de legislación desde principios del siglo XIX.

La biblioteca está formada por aproximadamente 3.000 volúmenes, algunos de ellos fechados en 1850, pero también en años anteriores, que tratan temas muy concretos desde una perspectiva poco habitual en el ámbito civil, de ahí su enorme valor a día de hoy. Cuenta además con estudios que se centran en conflictos bélicos que tampoco trascendieron más allá del mundo militar. Otro de los temas que también se suele atribuir al ámbito militar es el relativo a la construcción de determinados edificios o estructuras, y esos estudios tampoco salían del ámbito militar, imagino que por cuestiones de seguridad, pero que a día de hoy no sólo suscitan un gran interés, sino que son un complemento perfecto para estudiar la historia local y sobre todo si se trata de ponerla en valor. La mayoría de las colecciones que se encuentran en las bibliotecas públicas o en las universitarias, que son las que yo mejor conozco, no dejan de ser los grandes diccionarios enciclopédicos que tan de moda estaban a partir del siglo XVIII, siendo las más solicitadas y por tanto las que ocupaban mayor espacio en sus estanterías. En el ámbito académico tampoco se prestó demasiada atención a la bibliografía que nacía asociada o relacionada con conflictos bélicos, digamos que la “nueva historia” que se estaba empezando a hacer, dejaba un poco de lado los grandes conflictos, y las grandes figuras, para centrarse en el ámbito local y personal. No existía el intercambio de publicaciones entre las distintas administraciones, con lo cual los libros no tenían un recorrido tan amplio como pueden tener hoy en día.

Además tenemos que tener en cuenta que las tiradas de libros que se editaban en ese momento no se caracterizaban por poner en circulación un gran número de ejemplares, y que el acceso a ellos, a nivel económico tampoco estaba al alcance de todos.

De toda la colección yo destacaría algunos por su rareza y por su difícil acceso:

–  Historia General de España; Lafuente, M. 1869.
–  Historia Universal; Saleta y Cruxent, H. 1890.
–  Thucydides; Valverde Álvarez, E. 1882.
–  La Guerra de Yugurta; Salustio, C. 1879.
–  Historia de la Conquista de Méjico; Solís, A. 1874.
–  Historia de la Conquista de Perú; Prescot, G. 1853.
–  Las Fábricas del Reino de Nápoles; Mariategui, E. 1878.
–  Revolución Francesa; Thiers, 1845.
–  Historia del Sitio de Zaragoza; Alcaide Ibieca, A. 1831.
–  La Guerra Franco- Alemana 1870-71; Moltke. 1891.
–  La Guerra Franco- Alemana 1870-71; Annenkof. 1881.
–  Historia de la Guerra de los cien años. 1750-1850; Constanzo, S. 1858.
–  Oeuvres Historiques (1740-1763;) Napoleón. 1872.
–  L ́armee francaise en 1879. Campagnes L ́italie … Par un officier en retraite. 1879.

La única recomendación que pudimos hacer con respecto a la Biblioteca en cuanto a su conservación fue la de controlar la humedad, ya que algunos de los libros empiezan a mostrar síntomas de afección, y que se procediera a la colocación de productos antipolillas para evitar su acción sobre el papel que también empieza a apreciarse.

Existe también con un importante fondo fotográfico, que se encuentra en un excelente estado de conservación, y apenas es conocido y utilizado por personas ajenas al propio cuartel. Por su singularidad y por lo específico del tema que inmortaliza, debería ser puesto a disposición de todos aquellos que tengan especial interés por conocer los acontecimientos de este período histórico. Pero también se pueden hacer estudios relacionados con la uniformidad y sus distintas variantes a lo largo del tiempo, o por citar algún otro ejemplo se podría hacer un estudio sobre la pervivencia de las normas de protocolo en determinados actos militares

Fondo de partituras musicales. Entre las que se encuentran partituras del maestro Baudot, entre otros, y que engloban diferentes tipos de música, no sólo militar, que es de gran importancia dentro del panorama musical gallego, pero también español.

Fondo cartográfico y las láminas. No sorprende a nadie que hoy pueda decir que los mejores mapas, los mejores planos, la mejor cartografía era la hecha sobre el propio terreno, y para eso los ingenieros militares estaban especialmente preparados. Por lo tanto toda la cartografía que desde hace doscientos años para aquí resulta de más valor para los historiadores, es la realizada en el ámbito militar. En los actuales estudios de toponimia, se solicita continuamente la cartografía de origen militar al ser la más precisa, la más exacta y la que mayor información del terreno ofrece. En la última etapa de nuestro proyecto hemos encontrado una serie de láminas que al principio no supimos muy bien como encajar, después de hacer una serie de estudios hemos llegado a la conclusión de que se trata de láminas en las que se representa a personajes conocidos de la época de la Guerra de Cuba y también alguna de la Guerra Carlista, estas láminas sirven nuevamente para poner cara o humanizar al personaje.

(Archivoz)- Por lo que nos cuentas existe una biblioteca que es muy raro encontrar en el resto de las bibliotecas existentes. Cómo podemos acceder el resto de los mortales a este tipo de fondo?

(AB) Los volúmenes que contiene la Biblioteca de Oficiales son interesantísimos, básicamente porque muchos de los libros no son fáciles de encontrar en otras bibliotecas y que nos ayudarían a completar episodios de nuestra historia hasta ahora desconocidos. En cuanto al acceso, tienes que tener en cuenta de que el  Cuartel tiene unas normas de acceso «un tanto restringidas, pero estoy segura de que presentando un escrito y justificando la necesidad de consultar algún volumen de cara a algún trabajo de investigación… no habría ningún problema. El trato para con nosotras ha sido siempre exquisito y estoy segura de que no es algo anecdótico.

(Archivoz)- ¿Qué resultados habéis obtenido desde el inicio del proyecto hasta hoy?

(AB) Desde diciembre de 2009 hasta marzo de 2016, en seis etapas se han realizado los siguientes trabajos:

  • Del fondo correspondiente a los reemplazos y los expedientes de filiación que van de 1870 a 1900 se han limpiado algo menos de 23100 expedientes. De este total han sido leídos y registrados en la base de datos, realizada exclusivamente para este estudio, unos 6765.
  • Del fondo correspondiente a los reemplazos y los expedientes de filiación que van de 1936 a 1939 se han limpiado y leído 1099.
  • Aunque el estudio pormenorizado de un expediente requiere el acceso al expediente y no tan solo a su ficha o a la información seleccionada para el formulario de la base de datos, debemos tener en cuenta que, gracias a ella podemos acceder de manera sencilla a una serie de informes que van desde, por ejemplo, personal de un determinado grado al servicio de Infantería de Marina pertenecientes a un reemplazo concreto; los originarios de una Comunidad Autónoma determinada, de una profesión concreta, etc.
  • En la base de datos también se tiene acceso a características físicas del personal e incluso algunos datos curiosos relativos a la forma de hablar y referencias a señas particulares. Otra información que podemos obtener es la relativa al estado civil, la profesión, a los méritos o condecoraciones recibidas a lo largo del servicio, historial profesional… Trabajar con las fichas o la base de datos evita la agresión que sufre el papel cuando es manipulado directamente.
  • Se diseñó un proyecto específico para estudiar el fondo fotográfico. El proyecto consistía básicamente en hacer un inventario con la correspondiente catalogación y descripción para saber exactamente el contenido del fondo y ponerlo en relación con los resultados que habíamos obtenido en las etapas anteriores. Primaba como en el caso de la documentación la conservación de las fotografías y su puesta en valor. Para ello la última fase del proyecto contemplaba la digitalización y la creación de un espacio web en el que se pudiese trabajar con la fotografía pero también con su descripción.
  • Se buscó la opinión de un experto musicólogo para evaluar el valor de las partituras.
(Archivoz)- ¿Desde dónde podemos acceder a todo esto?

(AB) Estamos trabajando para poder ofrecer los resultados del proyecto en una plataforma que se va a encargar de realizar el Consello da Cultura Galena, nuestro principal apoyo desde el año 2009, y que sería de acceso público, pero todavía se está valorando la forma más adecuada de hacerlo en cuanto a contenidos y accesibilidad.

(Archivoz)-Como historiadora, todos esos datos os han servido para estudiar la Historia Contemporánea, ¿qué podrías decirnos sobre esto? Tu último libro “Los soldados del Tercio Norte y las tres Españas en la Guerra de Cuba’’ es resultado del estudio de parte de esta documentación, ¿verdad?

(AB) El trabajo y el estudio de los expedientes de filiación nos acerco a otra realidad y nos hizo plantearnos lo que hasta ese momento creíamos saber sobre la Guerra de Independencia de Cuba y el desastre del 98.

Quisimos estudiar y analizar los datos que ofrecían otras fuentes, y sobre todo conocer primero a la persona, y después al soldado, que era enviado a cumplir con su deber en las colonias de Ultramar.

La lectura de aproximadamente 6900 expedientes nos ha proporcionado una serie de datos totalmente objetivos que a nivel general pueden ayudarnos a conocer quiénes eran los soldados que conviviendo en el Quartel de Nuestra Señora de los Dolores, pertenecían al Tercio del Norte de Infantería de Marina en un período muy complejo de la Historia de España que comprendería los años entre 1870 y 1900.

(Archivoz)- ¿Podrías resaltar algunos documentos a nivel diplomático dignos de mencionar que forman parte de los expedientes?

(AB) Hemos seleccionado como documentos curiosos los que tienen relación con los méritos, la concesión de medallas o las distinciones.

Las más mencionadas son “Benemérito de la Patria”, “Bien de la Patria” y en cuanto a las medallas: Medalla Conmemorativa de la Campaña de Cuba (con uno o varios pasadores); Cruz Sencilla del Mérito Naval; Cruz de Plata al Mérito Militar (con distintivos rojo o blanco, alguna pensionada); Medalla Conmemorativa de la Jura de S.M. el Rey Alfonso XIII. Otras medallas que destacamos son las conmemorativas como la Cruz de Plata del M. M. con distintivo blanco por natalicio de S.A.R. la Infanta Heredera Da Ma de las Mercedes (1880); Cruz de Plata del M.M. con motivo del natalicio del Rey D. Alfonso XIII (1888). Además hemos encontrado alguna documentación relativa a la concesión de la Cruz de San Hermenegildo, firmada por Alfonso XII.

Otros documentos que forman parte de los expedientes de filiación serían las partidas de nacimiento, actas de defunción, fe de soltería. Además podemos destacar los testimonios de causas sumarias instruidas al personal, incluidas en algunos expedientes, abiertos por causas diversas tales como: deserción, desobediencia, faltas a guardias, abuso de poder, violencia, alguna incluso por homicidio…En algunos caso conllevaban pena de prisión, recargo en el servicio, calabozo y en otros muchos se sobreseían sin más consecuencias.

Como documentación adjunta los más habituales son: libretas de masita, de ajustes, provisionales, del soldado, algún pagaré, oficios, cartas de pago, hojas del hospital, hojas dentales, vestuario,…

(Archivoz)- ¿Por qué ha sido importante para ti este trabajo a nivel personal y profesional? Has podido realizar un primer trabajo en forma de libro como ya hemos comentado, pero ¿es susceptible esta documentación de mas estudios? intuimos que sí…

Como persona que se dedica al estudio de la historia, poder trabajar con este fondo documental ha sido muy importante porque me ha permitido hacer una reflexión y replantearme lo que yo creía saber acerca de la Guerra de Cuba.

A partir del episodio sucedido el día 5 de junio de 1895 en Piedra Picada hemos ido tejiendo una red que nos permite estudiar la España del XIX, cómo se veía desde la península lo que estaba sucediendo en la colonia, y sobre todo cual era la realidad de esa colonia que lo único que solicitaba a la metrópoli era tener los mismos derechos que el resto de ciudadanos españoles.

A pesar de los años de trabajo con el fondo documental, y de la cantidad de datos que hemos podido avanzar de cara a la realización de estudios posteriores que necesariamente tienen que ser interdisciplinares, podemos concluir que los recursos con los que cuentan en este archivo pueden dar para muchos más años de trabajo y aportan numerosas sorpresas. Se ha hecho mucho, pero todavía queda muchísimo más por hacer.

Como historiadora “de ámbito civil”, dejando un poco al margen lo que han sido las grandes gestas o los grandes personajes, y centrándome sobre todo en la gente, la documentación me lo ha puesto muy fácil, pero a nivel diplomático los documentos de este archivo requieren un estudio en profundidad, las fórmulas a las que responden cada uno de los documentos, los sellos que figuran en ellos, las firmas, el intercambio de correspondencia o los saludos de cortesía, todo esto posee un enorme valor para la diplomática. La paleografía podría decir mucho también acerca de los documentos que conforman el fondo del archivo; y hasta resultaría interesante el análisis que, desde el punto de vista de la medicina, se podría hacer a partir de la información que ofrece cada uno de los expedientes. El estudio de la vida diaria, por ejemplo en cuanto a la alimentación en Galicia, tendría una importante fuente de estudio en la documentación que conforma este archivo…

El estudio pormenorizado de los libros, la información que aporta y sobre todo la visión que contrasta totalmente con la que se ofrece desde el ámbito civil o académico, puede enriquecer muchísimo el conocimiento de nuestra historia.

En definitiva, entre todos tenemos que ir cerrando esa brecha existente entre el ámbito militar y el civil, y empezar a trabajar de forma conjunta y con la clara intención de sumar entre todos. Sabemos que es posible porque desde el año 2009, aquí, en este cuartel y con  personal del mismo hemos sido capaces de hacerlo, trabajando como un verdadero equipo en el que todos tenemos algo que aportar.

“Veo mucha preocupación por los archivos de la cabecera del sistema, por Europeana, Galiciana y el proyecto digital, y poca preocupación por los archivos base“: Entrevista a Anabel Bello Platas, auxiliar de archivo del Ayuntamiento de Narón

Anabel es Licenciada en Historia por la Universidad de Santiago de Compostela desde el 2001  y Doctora cum laude desde el 2016,  ha participado como ponente en varias conferencias entre ellas en la VI y VII Jornada ICA Motor correspondientes al 2017 y 2018 respectivamente y es autora de varios libros: La Ceca de Juvia. La última fábrica de la moneda de Galicia , La fabricación de fusiles en la ría de Ferrol,  A Enerxía do planeta, La capilla de Serantes, El Pazo Libunca, y Los soldados del Tercio Norte y las tres Españas en la guerra de Cuba  este último presentado  recientemente el 7 de junio. Además completa su formación con la asistencia a cursos y congresos de Archivística, Historia y Arqueología. Hoy nos habla de su labor profesional que ejerce en el ayuntamiento de Narón.

(Archivoz) – ¿Desde cuándo trabajas en el archivo, qué tipo de archivo es, y qué funciones realizas en el mismo?

Trabajo desde el 3 de septiembre del 2001 en el Archivo municipal. Mi trabajo consiste en recoger documentación, preparar las hojas de remisión, hacer registros de entrada y salida, realizo inventario, índice, traslado de cajas…todo lo que requiere el trabajo de archivo…No tenemos nada informatizado y lo hago todo manual. La realización de fichas para el archivador, montaje de cajas y rotulación, quitar grapas, gomas, postits, duplicados, es decir, la documentación viene ‘a monte’ como está en el archivo de cada oficina…y tengo que separar lo que  es archivable en nuestro Archivo de lo que no, meter la documentación en carpetillas, en cajas nuevas, numerar al índice  e inventario y la ficha.

Los documentos de descripción que realizo son el índice general y el inventario general. En este archivo lo que nos interesa es recuperar la información que te piden lo más rápido posible. El índice sigue un orden alfabético y para el inventario sigo las series del cuadro de Anabad. Las consultas principales de los usuarios, que son los trabajadores del ayuntamiento, son peticiones como: necesito el expediente 325/2008 o…una factura que se pagó en agosto del 2004…no necesitamos saber datos como quién hizo la factura ni el concepto,…o qué hay en el expediente o sobre qué es…No hacemos índice de autoridades ni tesauros porque son demasiado específicos.

Además con las series que son “problemáticas” se trabaja a parte, con unos inventarios específicos como, por ejemplo, algunas series que son muy antiguas, o que ya no existen y que no se sabe muy bien como van, vemos el orden cronológico y alfabético…o series que cambian de nombre, borradores que ya no se hacen,… por ejemplo con la serie de expedientes de obra no aparecía el proyecto de obra, que estaban guardados por separado, lo que hicimos fue darles un orden cronológico-alfabético y tomar como referencia a los arquitectos redactores, y a partir de ahí enlazar ambas con referencias cruzadas.

Nuestro trabajo es mucho bajo demanda, cuando vemos que nos piden mucho de una cosa y ves que no tienes esa serie ordenada, la ordenas para economizar tiempo, con los expedientes•proyectos de obra nos pasó algo así, nos pedían el nombre del arquitecto, o el proyecto…y tuvimos que enlazarlas porque las tenemos por separado.

Además del Archivo situado en el sótano del concello, en el que aplicamos el cuadro de clasificación de Anabad, tenemos el Archivo de la Policía local que está en su sede, en la nave de la policía local, a 1 Km del concello. La documentación policial tiene su cuadro de clasificación específico que elaboramos un oficial de la Policía Local y yo, como proyecto específico para organizar en consonancia con el departamento que tiene distintas secciones como son los motoristas, atestados, policía de barrio, medioambiente, educación vial. Mientras mi compañero y yo trabajamos juntos estuvimos viendo qué tipo de documentación generaba cada sección, cómo debía de ser el expediente completo para archivarlo…hacemos índices e inventarios específicos de esta documentación, mi compañero se encarga del archivo de la nave y estamos comunicados,…entre otras cosas me informa cuando la documentación acumulada cumple cinco años y realizamos la hoja de remisión y demás para efectuar la transferencia. 

(Archivoz) – ¿Cuál es la documentación más antigua que tiene el archivo?

Censos de contribución rústica y territorial, es de 1802 y pertenece a la parte de lo que llamamos “archivo histórico’’

(Archivoz) – ¿Realizáis visitas?

Tenemos el Servicio Comunitario desde el que se organizan visitas de todos los colegios del municipio, e institutos. Se hace una visita global al ayuntamiento, los recibe la alcaldesa, ven la Sala de Plenos les explican cómo funciona,…ven las distintas plantas del edificio y hay una visita específica al Archivo. Les enseñamos la primera Acta municipal que es de 23 de noviembre de 1837, los censos de población que tenemos desde 1910, el censo de contribución rústica y territorial que es el documento más antiguo…les llevamos a la zona del depósito y ven los armarios sobre raíles, ven que tenemos los deshumidificadores, se les explica por qué, por qué se trabaja con guantes, mascarilla y pincel con los documentos antiguos, ven la sala de investigadores y la oficina que hay.

(Archivoz) – ¿Qué otro tipo de consultas y visitas tenéis, de investigadores por ejemplo?

Tenemos algunas visitas de historiadores que hacen trabajos de recuperación de la  “memoria histórica’’ o de “historia contemporánea’’. Para realizar la visita en principio me llaman y ponemos una cita, además me informan sobre la documentación que están buscando y así puedo prepararla, si la hay. También vienen personas de la Universidad para hacer su Tesis. Además como colaboramos con la Universidad de A Coruña para las prácticas del Máster de Patrimonio, tenemos alumnos en el archivo desde septiembre del 2001, primero venían del practicum de la carrera de Biblioteconomía y Documentación, y ahora del Máster, para ello hemos firmado sus correspondientes convenios. También tenemos convenio con la Universidad de Santiago y vienen alumnos de la Facultad de Historia, por ejemplo recuerdo a un chico de Geografía que tenía una asignatura de libre configuración y trabajó aspectos de toponimia, una chica de Historia del Arte que trabajó sobre la Iglesia de Santa Rita. También tuvimos a un chico que es arquitecto y que trabajó sobre cómo se fueron urbanizado las ciudades de Carballo, Ribeira, Narón, para establecer una comparativa… Este arquitecto vino por libre.

(Archivoz) – ¿Desde cuándo existe un archivo en Narón?

Cuando yo llegué ya había algo hecho por otra persona que estuvo aquí desde el 98, se había aplicado el cuadro de ANABAD. Y antes había estado un policía que había trabajado organizando la documentación bajo su criterio, en los años 80. Había organizado la documentación por año en distintos legajos, por ejemplo obras del año tal o cual, todas atadas, y por arquitectos.

(Archivoz) – ¿Qué proyectos de mejora tienes para el archivo? ¿Las instalaciones del archivo las consideras adecuadas? ¿Tenéis publicaciones sobre el archivo?

Publicaciones no tenemos.  La última Memoria que se hizo fue del 2006. Las instalaciones no son las adecuadas porque tengo seis arquetas que derraman y vierten agua al suelo, porque la iluminación es totalmente deficiente en la zona de trabajo, porque el aire que entra es directamente del Parking que tenemos en este sótano. Cuando yo llegué el local de archivo ya era este, quien estaba como técnico A2 o le pareció adecuado o no le permitieron decidir, no lo sé. No hay ventanas ni luz natural. Es decir, que las recomendaciones de humedad, temperatura, iluminación…no se cumplen. Tenemos dos cuadros eléctricos dentro del depósito y las tuberías de los baños pasan por el techo del mismo.

(Archivoz) – ¿Has intentado cambiar estas condiciones?

Sí, por supuesto. Intentas explicar que esas condiciones no son las adecuadas pero no hacen caso…ya ha habido inundaciones, varias…en una semana tres veces, lunes, miércoles y viernes en el 2008, en esa ocasión se hizo un informe porque a parte de agua había otros elementos…y hubo que sacar la documentación a los pasillos y abrir todas las puertas con la consiguiente propagación del olor por los demás pasillos y dependencias del concello desde el sótano hasta la última planta a través de las escaleras,…fue vergonzoso. Se tomó como medida limpiar las arquetas, se iba a llevar un control todos los años pero no se hizo. Hubo una segunda fuga hace dos años más o menos. Y tuvimos otra en enero de este año 2018 mientras yo estaba de permiso, la cuestión es que precisamente por eso no sabemos cuándo se produjo porque la persona que estaba encargada del archivo mientras tanto…no lo vio y cuando yo llegué me encontré el agua por debajo de las estanterías y el papel higiénico pegado al suelo (aún no se limpió el suelo a día de la entrevista, 30 de abril), y por eso están los  tres deshumidificadores todo el tiempo en funcionamiento, que vacío cada día, y además dejo las puertas abiertas…

(Archivoz) – ¿Qué presupuesto anual tienes asignado?

 Lo desconozco. Cuando necesito algo me dirijo a alcaldía sin escrito. Imagino que sí hay un presupuesto pero yo no lo conozco. Yo soy la auxiliar y hay un titular (pero no mantienen contacto  aunque el único personal dedicado al Archivo es ella y algún alumno que viene de prácticas cuando lo hay). Cuando hacen falta cajas para trabajar por ejemplo las pido en alcaldía.

No me permiten hacer ninguna actividad, hasta ahora mis propuestas han sido siempre desoídas…yo realizo todo el trabajo diario, y cuando yo no estoy en teoría el titular (su función es recopilar y documentarse para una Historia del concello) tiene que atender el archivo. Yo he tenido que hacer un escrito exponiendo que no me responsabilizo de la documentación que se mueva en los días en los que yo no estoy en mi puesto de trabajo, no puedo garantizar la cadena de custodia cuando no estoy. Cada tres meses realizo un informe por orden de alcaldía dando cuenta del trabajo que realizo, también tengo que realizar un informe al irme de vacaciones y a mi regreso, debido a que cuando regreso nadie me informa del trabajo que se realizó en mi ausencia (no hay una comunicación fluida, continua entre el titular A1 y la auxiliar). 

No hay un plan de gestión documental. Tampoco tenemos el sistema informático funcionando. Teníamos el Albalá  desde el 2007 que nos proporcionó la Xunta pero debido a una falta de entendimiento entre el concello y la Xunta estamos sin servicio. 

Mis funciones de custodiar, conservar y servir no las puedo garantizar.

(Archivoz) – ¿Tenéis un reglamento del archivo? ¿Se cumple? 

Sí tenemos. Las transferencias cuando yo estoy sí se realizan en condiciones,  o por ejemplo en situaciones imprevistas la hoja de remisión la hago yo…Me bajan documentación al final de cada año, los documentos que hayan cumplido los cinco años en las oficinas.

(Archivoz) – ¿Puedes hablarnos del proceso de eliminación?

Para llevar a cabo la eliminación de documentos sabes que tenemos que contar con el Consejo de Evaluación documental de la Xunta, pero de hecho soy yo quien tiene que hacer el estudio de las series y no tengo tiempo. Ningún archivo municipal puede de realizar esos estudios que llevan tiempo y dedicación, y no hay personal suficiente. Nosotros tenemos que hacer la valoración de las series y después aportar la propuesta al consejo y esperar su resolución. 

Yo por ejemplo aprovecho el tiempo de vacaciones de mis compañeros para realizar el trabajo archivístico como descripciones, ordenar y guardar, series nuevas… no hay tiempo para más. 

(Archivoz) – ¿Puedes hablarnos un poco más de tu labor en el concello?

Después de todo lo que he dicho parece que todo son cosas malas pero tengo que decir que hemos podido ir haciendo cosas a lo largo de los años,…hemos colocado las estanterías sobre raíles, están digitalizados todos los Libros de actas y Comisión de Gobierno/ comisión municipal permanente y los hemos guardado en discos duros externos y en CDs. Es decir, hemos hecho cosas bien, pero es tanto el volumen de documentación que tengo y soy yo sola que a veces da la sensación de que no avanzo. Al final del año me bajan un montón de cajas, y en el proceso de ordenación y clasificación con las series de obras voy por las del 2004, y en el depósito las tengo hasta el 2007, sólo de obras. 

Las recomendaciones que yo he dado para que gestión en sus oficinas no son atendidas, en su mayoría, a ver, algunos departamentos lo hacen mejor que otros…y sí me cubren las hojas de remisión bien. 

Aunque tenemos visitas de los colegios todo el año (desde septiembre u octubre  hasta mayo), mis propuestas de hacer exposiciones, visitas guiadas u otras actividades no son atendidas. Propuse hacer exposiciones con algún documento antiguo y curioso que tenemos en el día de los archivos (9 de junio) en el que la Xunta nos convoca para que hagamos alguna…

Hace unos años la asociación de vecinos de Pedroso nos pidió ayuda para recuperar la romería de la Oca, pudimos recuperar documentación antigua que está en el Archivo Diocesano y en el Archivo Nacional, nos mandaron documentación del antiguo monasterio de Pedroso que está hoy desaparecido, en la documentación había unos sellos muy interesantes de Pedroso y de Jubia… bueno, pues propuse que hiciéramos una réplica de la documentación hallada o que nos mandaran una copia de la documentación que tienen en esos archivos…pero la respuesta también ha sido no.

Propuse hacer un tríptico con los horarios de apertura, el tipo de documentos que tenemos…pero tampoco. Pedí hacer una edición facsímil del primer libro de actas y no se hizo.

Hay un fondo histórico de documentos muy interesante aunque lo conozco “a grosso modo’’ porque mi función principal de servir al ayuntamiento no me deja mucho más tiempo…hace poco apareció un libro de matrícula industrial en el que hay información sensible sobre curtidurías y fábricas de curtido que un chico que vino pudo recuperar e incorporar a su Tesis Doctoral.  

La mayor parte de nuestra documentación son expedientes de Quintas, tenemos siete mil y pico de cajas archivadas y cincuenta mil sin archivar, con dos chicas de prácticas y yo es lo que podemos ir haciendo. Además yo trabajo con Educación Vial, con Cultura y con Turismo haciendo colaboraciones. Por qué? Por mi formación en Historia. Hago visitas guiadas en el Monasterio do Couto…en Educación Vial estoy participando en un congreso a nivel protocolario y organización…

A raíz del trabajo de tesis de un arquitecto alumno nos hemos encontrado con que tenemos proyectos de obras con dibujos de las casas de los años 50 que son maravillosos que no sabíamos que los teníamos y que son también interesantes para una exposición.

(Archivoz) – ¿En cuanto a la gestión de documentos en qué momento estáis en el concello?

Hay un programa de gestión en línea en el que hay un módulo de archivo pero yo no tengo conexión al mismo. Trabajan mis compañeros con él pero yo no tengo acceso.

(Archivoz) – Dentro del sistema de archivos de Galicia dependéis de la Subdirección Xeral de Arquivos…¿qué tipo de relaciones y colaboraciones tenéis?

La sala de investigadores, la restauración del primer libro de actas y los muebles  estantería sobre raíles se colocaron por subvención de la Xunta. Lo último que hicimos con ellos fue en el 2008. Actualmente lo que ocurre es que cambiaron el sistema de concesión… podíamos pedir cada concello lo que necesitáramos y nos concedían el 80 por ciento del coste y un 20 por ciento lo tenía que sufragar el concello, pero ahora sólo puede pedir un archivo cada año, y si pides dos años seguidos te puntúa menos. Hay que realizar un proyecto y se supone que el mejor…es el que se lleva la subvención…con la consiguiente competencia entre compañeros…

Se realizan cursos orientados a la era de la Administración electrónica y Archivos digitales  (proyecto ARPAD) como Galiciana, Europeana, los cuales a mi no me solucionan nada, ni al resto de archivos municipales que tenemos más o menos las mismas deficiencias. Hay mucha diferencia entre los archivos públicos y privados que son los que tienen mayor apoyo en cuanto a subvenciones, junto con los grandes como los de las diputaciones y los históricos, que ya tienen medios y que podrían subvencionarse de otro modo.

 (Archivoz) – ¿No crees que si hacéis una asociación de archiveros municipales podríais conseguir más cosas?

Lo hemos pensado pero al final creemos que nos van a dejar avanzar hasta donde ellos quieran o les interese, además de que temo que nadie quiere implicarse porque es trabajo a mayores y tiempo que no tenemos.

 (Archivoz) – Entonces el papel de la Xunta con respecto a los archivos…

Es muy gracioso que te convoquen a cursos sobre temáticas actuales para ellos, justificar que están trabajando en la alineación del personal con los tiempos presentes cuando yo les estoy diciendo que no tengo muebles o personal. Y esta situación es parecida entre mis compañeros. Nos hablan de conectarnos con Suiza por ejemplo para que alguien me pida algún documento o asesoramiento…cuando yo todavía no sé lo que tengo en el archivo. Cuando sepa todo lo que tengo, me podré incorporar a Europeana…

Piden campañas de recogida de fotos…pero hubo un problema de extravío y la gente ya no se fía, las que tenemos llegan a nosotros por vía extraoficial y no tenemos el consentimiento debidamente cedido…

Es un problema muy grave porque creo que no entienden que no todos los archivos tenemos los mismos medios ni estamos al mismo nivel. La situación de los archivos de concellos pequeños es aún peor. Si yo tengo un problema o duda consulto con mis otros compañeros archiveros municipales, nos ayudamos entre nosotros en lo básico. En algunos casos son plazas mixtas biblioteca archivo (Mugardos). Los que tenemos algo de personal estable vamos haciendo algo pero los pequeños cuentan con becarios que están sólo una temporada. Nos están invitando desde la Xunta a ver un programa que te conecta con Europa pero a mi me falta la base…lo esencial del trabajo diario del archivo.

Además en cuanto a los cursos muchas veces son con un número de plazas cerradas y la mayoría de las veces no puedes acceder a ellos. Y cuando sí puedes ir a un curso…nos ofrecen cursos que no nos sirven para nuestras necesidades reales. Si tengo una visita programada no puedo ir, faltaría un poco de coordinación.

Cuando hice el cuadro de clasificación de la policía acudí a mis otros compañeros para consultarles si les parecía adecuado,…y resultó que era la primera que había trabajado sobre esas series y la Subdirección me lo pidió.

Llevamos muchos años demandando servicios básicos y no nos los dan, desde el 2008, con las subvenciones sí íbamos haciendo algo. Y no creo que se deba sólo a la crisis. No es normal tampoco que se financien propuestas de los archivos más grandes.

Las actualizaciones del Albalá me siguen llegando y me mandan las estadísticas…Diálogo fluido con los compañeros de la Xunta no hay, a ver, puedo llamar por teléfono a veces están y otras no, a veces dejas el recado y tampoco contestan, otras veces sí. Para hacer el trabajo de expurgo con la serie de plusvalías me llamó el archivero de Ferrol, no la Xunta, por si me apetecía participar en el trabajo. En vez de hacer una reunión y explicar el asunto de expurgo (valoración y eliminación).

Yo entiendo que somos muchos, también entiendo que hay ayuntamientos más pequeños que todavía que no tienen nada…ni personal, cuando sacan una beca van a concellos donde no hay muebles, ni cajas archivadoras, ni un edificio en condiciones ni ordenador…te dan un programa informático (Xaral) y el resultado final es rellenar los datos que te pide el programa (Inventario) que en dos o tres años estarán obsoletos. La política de cara a los archivos municipales pequeños  y  el sistema de becas fallan pues debe de haber una continuidad, a mi me puede ayudar una persona a seguir con mi labor…pero para qué quiere un concello pequeño que no tiene archivero un becario durante seis meses. Ese dinero era mejor invertirlo en otro sitio.

 Veo mucha preocupación por los archivos de la cabecera del sistema, por Europeana, Galiciana y el proyecto de archivo digital y poca preocupación por los archivos base, los municipales. Si quieres hacer un estudio fotográfico, yo te puedo conseguir de todo…soy el primer contacto que tiene el ciudadano con la Administración pero si no me dan las herramientas…no puedo hacerlo.

Este tipo de cosas las comentamos entre nosotros los archiveros municipales pero no hemos hecho llegar una queja oficial pues creemos que sería ‘papel mojado’. Que nosotros nos reunamos puede resultar incómodo y puede repercutir negativamente. También yo puedo hacer hasta donde mi concello me permita y sabes que el archivo en el concello es lo último en todo. Ya no pido un servicio de reprografía ni de restauración…ni se me ocurre, pero sí quiero lo mínimo para hacer bien mi trabajo. En el caso de Narón, la Subdirección conoce la situación de este archivo. Saben que estoy yo sola.