Las aventuras del barón de Munchausen, de 1911

En noviembre de 1911, apareció una película única hasta entonces: “Las aventuras del barón de Munchausen” o “El sueño del barón de Munchausen”. Dirigida por Georges Méliés, tiene un sencillo argumento: tras una copiosa cena, el barón de Munchausen sufre una noche llena de pesadillas y extrañas alucinaciones. La simplicidad de este argumento es el punto de inicio de un cortometraje lleno de imágenes fantásticas, con efectos especiales nunca utilizados hasta entonces en el cine, como la pirotecnia. Es un cortometraje original e insólito que sirve como ejemplo los primeros efectos especiales en los inicios del cine.

Print Friendly, PDF & Email

Comparte esta entrada