Estambul, capital del imperio Romano en el 330, protagonista de un interesante film del Káiser Guillermo II en 1917

El 11 de mayo del año 330 la ciudad de Bizancio fue consagrada como la nueva capital del Imperio Romano, de mano del emperador Constantino. Bizancio, que llegaría a ser conocida como Constantinopla, fue el símbolo de la grandeza de Roma y del mantenimiento de la cultura clásica, ahora cristianizada y con una gran influencia oriental.

Tras su toma en el año en el año 1453 pasó a llamarse Estambul, nombre que ha seguido manteniendo hasta hoy, aunque sin perder su belleza y su gran legado histórico. En este vídeo podemos ver una antigua grabación de la ciudad de Estambul del año 1917, con motivo de la visita a la ciudad del Káiser Guillermo II.