La comunidad profesional se levanta contra las restricciones de acceso a la documentación sobre la guerra civil aplicadas en el AGMA

No nos gustaría tener que realizar este tipo de entradas en Archivoz, pero creemos que es necesario que colaboremos en la denuncia de actos que atentan contra el derecho al acceso a la información.

El pasado lunes 2 de abril se publicaba desde la cuenta de Twitter ArchiMilEsp (gestionada por un grupo de profesionales de los archivos militares españoles) un tuit anunciando que el Archivo General Militar de Ávila va a aplicar restricciones de acceso a la documentación sobre la guerra civil española con marcas de “reservado” o “secreto” en contra de su criterio técnico.

Tal y como señala este colectivo, “La documentación de la GCE (1936/1939) que tiene marcas de “secreto” o “reservado”, que hasta ahora eran de libre acceso, desde hoy no se podrán ver ni reproducir, según ordena el @IHyCM_ET, en contra de nuestro criterio técnico”.

Dichas informaciones han causado un enorme impacto en la comunidad profesional ante el retroceso en la interpretación y aplicación de la Ley de Secretos Oficiales de 1968 que atenta contra el derecho al acceso a la información pública de usuarios e investigadores.

La Asociación de Archiveros de Castilla y León publicaba ayer un comunicado en el que se hacían eco de la noticia y indicando su “perplejidad ante una noticia, que, en caso de confirmarse, supondría un retroceso de décadas en lo que se refiere al acceso de los ciudadanos a la información y a la cultura, así como un grave menoscabo de la esencia misma de un archivo público, abierto en principio a todos los ciudadanos para asegurar la memoria individual y colectiva y contribuir a la comprensión del pasado, a documentar el presente y a preparar el futuro, como reza la Declaración Universal.”

Desde Archivoz, no podemos más que apoyar esta declaración y sumarnos a la indignación de otros profesionales por esta decisión del Instituto de Historia y Cultura Militar del Ejército de Tierra de España.