La primera grabación cinematográfica en color

Cuando pensamos en la transición del cine en blanco negro al de color, lo más habitual es que se cite el clásico “Lo que el viento se llevó”, protagonizada por Vivien Leigh. No es, sin embargo, la primera película en color, ya que este mérito se lo lleva “Becky Sharp”, dirigida por Rouben Mamoulian, del año 1935. Pero hay evidencias de la existencia de cintas grabadas en color tres décadas antes. Este es el caso de esta grabación, llevada a cabo por el fotógrafo y director de cine Edward Raymond Turner, en el que podemos ver a sus hijos jugando. Esta joya cinematográfica fue hallada por el conservador de material audiovisual Michael Harvey, y está disponible en la galería Kodac del Museo Nacional de Ciencia y Medios de Bradford, en Inglaterra, cuya página web muestra material muy interesante.

Print Friendly, PDF & Email

Comparte esta entrada