Los Carter, o la familia que cambió la Historia de la música

Todos reconocemos la música country o folk americano, incluso como una idea visual en el imaginario colectivo: se relaciona con guitarras, la América rural y atardeceres en el porche. Incluso son muy conocidas algunas de sus figuras, como Johnny Cash. Lo que no es tan célebre (al menos, en España) es el caso de una talentosa familia que asentó la popularización del folk americano, del country comercial y, por extensión, de toda la música popular actual. No debemos olvidar que el folk tiene sus inicios, como su propio nombre indica, en los sonidos folclóricos de la población más humilde de Estados Unidos. A través de él se pueden rastrear las músicas populares de distintas regiones europeas de las que eran originarios los emigrantes que, en grandes oleadas, comenzaron a poblar las extensiones del país. Polkas, baladas irlandesas… todo tenía cabida en la música popular, que a menudo se realizaba con instrumentos improvisados, como la tabla de lavar.

Poco a poco, fueron apareciendo grupo de música folk que a menudo eran formados por amigos o familiares, como los Carter, que en un principio eran agricultores. Su talento fue descubierto en 1927, cuando se realizaron una serie de grabaciones en la localidad de Bristol, por la discográfica Victor Records. Fueron un auténtico fenómeno, llegando a vender 300.000 discos en la década de los 30. Fueron la banda sonora de la Gran Depresión. Su influencia fue notable en géneros como el country, el bluegrass y, pasado el tiempo, en los nacientes pop y rock, al ser el primer grupo de origen popular en llegar al gran público. De alguna manera, se les puede considerar los “abuelos” de todos los músicos pop de hoy en día. Aquí podemos escuchar uno de sus primeros hits.