«Madrid fue la primera gran ciudad sometida a lo que hoy podemos denominar un bombardeo sistemático»: Entrevista a Enrique Bordes y Luis de Sobrón, autores del Proyecto «Madrid Bombardeado 1936-1939»

Hace 80 años que Madrid vivía el final de su asedio durante la guerra civil española. Miles de bombas, obuses y proyectiles de todo tipo destrozaron amplias zonas de la ciudad que resistió el envite durante casi 3 años. Tras una investigación elaborada por Enrique Bordes y Luis de Sobrón en su Proyecto «Madrid bombardeado 1936 – 1939», hoy podemos conocer qué partes de la ciudad se vieron afectadas por medio del plano que han elaborado con su estudio.

(Archivoz) Bienvenidos y muchas gracias por dedicar unos minutos a los lectores de Archivoz. Nos gustaría empezar esta entrevista conociendo un poco más sobre este proyecto.  ¿Qué os llevó a realizarlo? ¿cuál era vuestro objetivo?

(Enrique Bordes y Luis de Sobrón) El origen del proyecto es la constatación del desconocimiento general existente sobre la realidad histórica de Madrid como ciudad bombardeada. Es paradójica esta desmemoria teniendo en cuenta que Madrid fue la primera gran ciudad sometida a lo que hoy podemos denominar un bombardeo sistemático y moderno. El objetivo general de la investigación es conocer en profundidad cómo fue la destrucción de la arquitectura de nuestra ciudad como consecuencia de los bombardeos aéreos y artilleros sufridos durante la Guerra Civil española y facilitar mediante un plano la visualización de la destrucción urbana.

(Archivoz) ¿Con qué ayudas o colaboraciones habéis contado para llevarlo a cabo?

(EB y LS) La investigación ha sido una iniciativa autónoma de nosotros dos, desde nuestra condición de profesores asociados de la Universidad Politécnica de Madrid y no ha contado con ningún tipo de ayuda institucional. No obstante, la publicación del plano ha sido llevada a cabo por el Ayuntamiento de Madrid desde la Oficina de Derechos Humanos y Memoria, donde el proyecto recibió muy buena acogida desde el momento en que se lo presentamos. Nos gustaría, en el futuro, contar con el apoyo y la colaboración de nuestras instituciones para poder desarrollar las siguientes fases del proyecto que tenemos planteadas: un plano digital interactivo y un proyecto expositivo, fundamentalmente.

(Archivoz) ¿Qué tipo de archivos habéis consultado durante el proyecto y qué tipo de documentos habéis utilizado para elaborar el plano?

(EB y LS) Los archivos consultados han sido numerosos pero el grueso de los documentos procede de la documentación elaborada por tres colectivos profesionales: los bomberos, los arquitectos y los fotorreporteros.

De los bomberos hemos consultado, en el Archivo Histórico del Cuerpo de Bomberos, de Madrid los libros de incidencias, donde se registraron con fecha y hora las direcciones a donde acudían durante los bombardeos para socorrer a las personas. De los arquitectos hemos conseguido mucha información a partir de los planos y dibujos que realizaron, fundamentalmente, en sus labores de consolidación de los edificios y evaluación de los daños, dentro del ámbito de actuación del Comité de Reforma Reconstrucción y Saneamiento de Madrid (CRRSM). De los fotorreporteros hemos contado con cientos de fotografías que dan testimonio de esa destrucción y cuyos fondos principales son el de la Biblioteca Nacional de España y  el de la Delegación de Propaganda de Madrid, en el Archivo General de la Administración. Además hemos consultado también otros fondos documentales en el Archivo Histórico del Ejército del Aire, el Archivo Cartográfico del Ayuntamiento de Madrid, el Centro Documental de la Memoria Histórica, etc.

(Archivoz) ¿Os habéis encontrado con algún problema de acceso a archivos y/o documentos sensibles a lo largo del proyecto?

(EB y LS) No hemos tenido ningún problema de acceso a la información en los archivos que hemos consultado hasta ahora. De hecho, muchísimos documentos, sobre todo fotográficos, son accesibles en abierto a través de Internet. No obstante, hay algunos archivos militares, como el Archivo General Militar de Ávila, cuyos fondos referentes a la Guerra Civil fueron legalmente desclasificados muy recientemente y cuya consulta tenemos pendiente.

Por otro lado, no podemos dejar de señalar que el acceso a la información que nos podía ser útil para la investigación del Archivo Histórico del Cuerpo de Bomberos de Madrid ha sido posible gracias a la colaboración de Juan Redondo, oficial de bomberos, que fue responsable de aquél durante muchos años. No obstante, a diferencia de otros archivos, este no es accesible al público en general por una mera cuestión de falta de acondicionamiento y medios para que las consultas se puedan llevar a cabo con las garantías necesarias. En nuestra opinión, este archivo que contiene toda la historia de nuestro cuerpo de bomberos desde sus orígenes merece, por su importancia, que la administración le dote de unas condiciones mínimas. Quizá desde este medio puedan ustedes reivindicar más eficazmente esta necesidad.

(Archivoz) Este proyecto sigue abierto y a través de la página Web solicitan la colaboración para que cualquier persona que tenga algún documento de la época pueda aportarlo. ¿Qué metodología de investigación utilizan para reflejar la información de los documentos en el plano de Madrid bombardeado?

(EB y LS) El método seguido ha consistido fundamentalmente en identificar los edificios dañados de los que teníamos algún tipo de constancia documental según su dirección actual para, posteriormente, volcar toda la información que pudiéramos extraer en una base de datos y georreferenciarlo haciendo uso de software específico de Sistemas de Información Geofráfica (GIS). A partir de las fuentes consultadas hemos podido documentar más de 1.600 edificios dañados por los bombardeos. Sin embargo, ninguna de las fuentes documentales conservadas es completa y las estadísticas de edificios afectados elaboradas por el CRRSM hablan de más de 6.000 siniestros en el año 1937. Por tanto, aunque probablemente no sea posible llegar a saber con certeza cuántos y cuáles fueron todos los edificios dañados, la base de datos y el plano a que ha dado lugar se irán perfeccionando en la medida en que surjan nuevos datos. De hecho, dada la magnitud de la tragedia pensamos que hoy día muchos hijos y nietos de la gran cantidad de familias que hubo damnificadas por los bombardeos pueden colaborar aportando información a partir de los recuerdos que les contaron aunque, desde el punto de vista del rigor científico de la investigación, lo ideal sería que pudieran aportar también algún tipo de documento como fotografías particulares, cartas familiares, memorias personales, etc.

(Archivoz) ¿En qué consistirá la base de datos qué compartiréis a través de la web del proyecto?

(EB y LS) La idea es publicar próximamente un plano interactivo que pueda ser consultado por Internet y por dispositivos móviles, donde se pueda consultar mucha más información y documentos, sobretodo fotográficos, que los que se pueden incluir físicamente en un plano impreso. La información de este plano interactivo está preparada pero tenemos que resolver lo que podemos llamar cuestiones técnicas.

(Archivoz) ¿Habéis considerado ampliarlo al resto de la Comunidad de Madrid o incluso otras ciudades de España?

(EB y LS) En otras poblaciones de España, como Guernica, Barcelona o Valencia ya se han llevado o se están llevando a cabo investigaciones similares. La investigación que estamos realizando nosotros en Madrid se limita, de momento, al ámbito de lo que era en 1936 el término municipal de Madrid. La posibilidad de ampliar el ámbito de estudio a otros barrios que ahora sí forman parte del término municipal de Madrid u otros núcleos de la Comunidad de Madrid está abierta, pero dependerá fundamentalmente de si las fuentes documentales existentes lo permiten y de los medios con que podamos contar.

Se puede descargar el plan completo desde este enlace.