‘‘El Reglamento, abreviado RAM, supuso un punto de inflexión en el funcionamiento público, abierto y profesional de los archivos militares‘‘: Carmen Rial, directora técnica del Archivo Intermedio Militar Noroeste (2ª parte)

Hoy continuamos con la segunda parte de la entrevista que le realizamos a Carmen Rial, directora técnica del Archivo Intermedio Militar Noroeste.

(Archivoz) ¿Qué tipo de actividades de apertura al público habéis realizado  o realizáis habitualmente? Exposiciones, visitas guiadas…¿Qué procedimiento hay que seguir para poder realizar visitas?

(CR) No hemos realizado exposiciones pero sí visitas guiadas. Regularmente recibimos la visita de estudiantes del Grado de Historia de la Universidad de Santiago de Compostela, así como de las titulaciones de la Facultad de Humanidades y Documentación de la Universidad da Coruña. Estas visitas son solicitadas por el docente de una determinada materia, y se adapta a ella la selección de los documentos que son mostrados a los visitantes. Cualquier institución, asociación o colectivo puede solicitar una visita guiada para grupo a realizar en horario de mañana durante todo el año. También se han realizado visitas guiadas con motivo del Día Internacional de los Archivos y visitas guiadas de verano, ambas muy bien acogidas tanto por las personas que residen en las cercanías como por los visitantes de la zona.

(Archivoz) ¿Cuáles son los usuarios habituales del Archivo? Acuden? Conoce el archivo el gran público o es para académicos, historiadores, militares…? Cuáles son vuestras políticas de difusión si la tenéis?

(CR) Acuden personas interesadas en la historia militar, investigadores universitarios (tanto profesorado como estudiantes), aficionados a la genealogía o a la historia del urbanismo, personas con vínculos con las asociaciones de la memoria histórica, y sobre todo, familiares de personas represaliadas por la justicia militar franquista. Es un archivo público y abierto, como lo son todos los archivos de la Administración y demás instituciones públicas, y por ello cuenta con una Sala de Consulta para que puedan trabajar los usuarios, que intentamos que resulte confortable y acogedora. 

Como digo, según la normativa es un archivo público abierto a cualquier persona, y me alegra decir que en este caso la normativa se refleja en la realidad, ya que quienes acuden día a día son personas de todo tipo, edad y condición, y con todo tipo de motivaciones. Es habitual que las compartan con el personal del Archivo, pero algunas veces no lo hacen y así debe ser, no hace falta que nos expliquen más de lo que deseen compartir ni más de lo que sea necesario para que les ayudemos a encontrar la información que buscan. A quienes no han tenido la oportunidad de entrar en contacto con el mundo de los archivos suele causarles sorpresa el hecho de que cualquier persona puede acudir a un archivo público, militar o no, y consultar los documentos originales (siempre que no estén ya digitalizados), y ello no sólo es cierto, además es consustancial a una sociedad transparente y democrática.

Dado que soy la única archivera destinada en el Archivo, y dada la variedad de funciones que el mismo ejerce, no ha sido posible establecer políticas de difusión más allá de las visitas guiadas, los contenidos de las páginas web o el fomento de convenios de colaboración con asociaciones y universidades. Afortunadamente, esta carencia se ve compensada por el trabajo con los fondos de la represión judicial franquista de todas las personas usuarias de nuestra Sala, que publican sus investigaciones, las presentan en congresos y actos de memoria histórica, y, lo más valioso, hacen circular de boca en boca la existencia en Ferrol de este importantísimo acervo documental, que es fundamental para la historia de España y la historia internacional, e imprescindible para la búsqueda de la verdad y para la reparación de las violaciones de derechos humanos derivadas de la Dictadura franquista.

Al hilo de este papel que espontáneamente juegan nuestros usuarios, se ha comenzado la catalogación de nuestra pequeña biblioteca auxiliar en colaboración con la Biblioteca Militar de Coruña para que pueda consultarse su composición en la OPAC del Ministerio de Defensa. Estamos incluyendo una referencia en aquellas obras realizadas con base en los fondos documentales disponibles para la consulta en este Archivo Intermedio, de modo que pueda servir de orientación a futuros usuarios o de fuente de información secundaria a cualquier persona que pueda tener interés pero no la posibilidad de acudir presencialmente.

Respecto a las páginas web con información sobre el Archivo Intermedio Militar Noroeste, existen dos oficiales del Ministerio de Defensa, aparte de la correspondiente en el Censo-guía de archivos de España e Iberoamérica que lleva el Ministerio de Cultura y Deporte:

https://patrimoniocultural.defensa.gob.es/es/centros/archivo-intermedio-militar-noroeste/portada

http://www.ejercito.mde.es/unidades/Madrid/ihycm/Archivos/archivos-intermedios/ferrol-archivo-intermedio.html

http://censoarchivos.mcu.es/CensoGuia/archivodetail.htm?id=48874 

Al margen de estas webs oficiales, hay una entrada en Wikipedia en español y otra en gallego:

https://gl.wikipedia.org/wiki/Arquivo_intermedio_militar_noroeste 

https://es.wikipedia.org/wiki/Archivo_Intermedio_Militar_Noroeste 

(Archivoz) ¿Te gustaría expresar algo de importancia, o alguna curiosidad, qué resaltarías de tu trabajo en el sentido de servicio a la sociedad?

(CR) Me gustaría señalar que se acerca el 20º aniversario del Reglamento de Archivos Militares actualmente vigente, aprobado por Real decreto 2598/1998, de 4 de diciembre, coincidiendo prácticamente con el 40º aniversario de la Constitución. El Reglamento, abreviado RAM, supuso un punto de inflexión en el funcionamiento público, abierto y profesional de los archivos militares, estableciendo cuestiones tan fundamentales como el principio de libre consulta, la figura del Director Técnico junto al Director Militar o la responsabilidad de los archivos intermedios en trabajar codo con codo con los archivos centrales. Las normas que lo desarrollaron fueron también muy importantes, como la Orden ministerial de 2003 que estableció la presencia inexcusable de archiveros en los órganos consultivos, la Junta de Archivos Militares y la Comisión Calificadora de Documentos de la Defensa, presencia que desgraciada y preocupantemente ya no está garantizada al haberse aprobado una modificación de su composición a finales de 2016.

(Archivoz) El pasado 20 de septiembre se comunicó por nota de prensa la resolución de la Ministra Margarita Robles de autorizar el acceso a documentos con marcas de secreto anteriores a la entrada en vigor de la Ley de Secretos Oficiales que se encontraban retirados de consulta pública en el Archivo General Militar de Ávila. ¿Qué puede suponer esta resolución para el Archivo Intermedio Militar Noroeste?

(CR) Es sin duda una buena noticia porque elimina una de las muchas dificultades que las personas que investigan en archivos militares se encuentran en su camino, que podrán aprovechar más que nunca el saber y el apoyo del archivero de la Sala del Archivo General Militar de Ávila, mi compañero Víctor Moraleda. Respecto al contenido de la resolución, de que no es necesaria una desclasificación por tratarse de documentos anteriores a la Ley de Secretos Oficiales, no puedo estar más de acuerdo y tanto yo como otros archiveros y archiveras lo venimos planteando en esos términos desde hace tiempo. Respecto a sus consecuencias, la fundamental es que una vez que la Ministra ha resuelto que dichos documentos no afectan a seguridad y defensa se cierra la posibilidad prevista por la normativa de que la persona responsable del Archivo, en el caso de los archivos militares el Director militar, pueda retirar de la consulta pública esos documentos, ni siquiera provisionalmente. 

La nota de prensa menciona que se está trabajando para replicar esta medida en otros archivos históricos militares, pero entiendo que los archivos intermedios también debemos ser incluidos dado que ejercemos diariamente funciones de archivo histórico al recibir y atender a investigadores en nuestras Salas de Consulta. También espero que otros Ministerios sigan este mismo camino, y me gustaría que las noticias en este sentido se produjesen muy pronto. Pero si no es así, lo que no hay que olvidar es que la consulta libre es la regla general, y que la excepción de restricción por riesgo para la seguridad y defensa debe ejercerse por los archivos de forma limitada, fundamentada y siempre de acuerdo a lo que establece la normativa. 

(Archivoz) Agradecemos nos hayas atendido Carmen.

(CR) Muchas gracias por interesaros por mis inquietudes y por divulgar el servicio que presta el Archivo Intermedio Militar Noroeste donde trabajo. Ha sido un estímulo contestar a vuestras preguntas. Ojalá esta sea la primera de muchas entrevistas a quienes ejercemos la Archivística en el Ministerio de Defensa.

Recomendamos al lector que continúe con la entrevista enlazada aquí: https://www.archivoz.es/archimilesp-visibilidad-a-los-archiveros/