“Ser un colectivo fundado exclusivamente por mujeres no es por pura coincidencia”: Entrevista al proyecto “Archivistas en espanglish”

Archivistas en espanglish es un proyecto que nace de la colaboración de un grupo de archiveras con muchas inquietudes y ganas de trabajar y de aportar a nuestro campo de conocimiento. La casualidad de su encuentro tras un simposio en Nueva York ha dado paso a un incipiente proyecto colectivo de Archiveras en lucha por unos archivos más inclusivos y un trato más justo hacía la cultura latina en el mundo.

(Archivo) Sabemos que el proyecto nació tras un encuentro en Nueva York pero, ¿Nos podéis contar algo más de ese momento? ¿Cómo nació la idea y con qué objetivo decidisteis crear Archivistas en Espanglish?

(Archivistas en espanglish) Aunque todas nos conocíamos o teníamos alguna conexión, nos encontramos de casualidad en un simposio acerca de ética y el web archiving. Fue muy interesante pero no por las razones que uno pensaría al ir a este tipo de evento. Al final del evento decidimos juntarnos e ir por unos tragos y a través de la noche fuimos hablando de cómo durante el simposio se le prestaba demasiada atención a la accesibilidad que tuvieran las personas que hablaran inglés. Lo cual no es nada especial, considerando que estábamos en Nueva York. Pero, muchos de los proyectos presentados no tomaban lugar en Estados Unidos o no utilizaban medios creados en inglés. Aún así, se insistía, muchas veces para la frustración de los ponentes, en querer aclarar cómo tal o cual colección iba a ser accedida en EE.UU y en inglés. Aunque no pasamos el día sentadas una al lado de la otra, cuando nos juntamos nos dimos cuenta que todas compartimos la misma frustración con respecto a momentos específicos del simposio.

Por otra parte, una de las razones por las cuales nos juntamos al final del simposio fue porque todas hablamos español y siempre hay cierto confort en poder expresarte en tu propio idioma. Para algunas de nosotras es más cómodo hablar espanglish mientras que otras hablamos español como primer idioma. Entre la frustración por los eventos del día, más la liberación de hablar poder hablar español y espanglish, más una que otra cerveza… en algún momento alguien dijo “¡archivistas en espanglish!”.  Empezamos a hablar de este colectivo hipotético que se enfoca en el trabajo que se hace en América Latina o por latinos y que se presenta fuera del lente anglo. En realidad no es una idea nueva para ninguna de nosotras ni mucho menos para nuestra comunidad pero creo que nos emocionamos tanto hablando de Archivistas en Espanglish esa noche que nos sentíamos comprometidas a no dejar que la idea se quedara en nada. Unas semanas más tarde nos reunimos oficialmente para hablar de qué nos gustaría ver salir de este colectivo y poco a poco le fuimos dando forma… todavía le estamos dando forma. 

(Archivo) ¿Cómo viven unas archiveras latinoamericanas en Estados Unidos? ¿Qué diferencias observáis entre el papel que ejercen los archivos en USA y el papel que ejercen en países de América Latina?

(AEE) Pues vivimos ganando un salario mínimo y haciendo trabajo poco visibilizado… ¡como en el resto del mundo!  En cuanto a las diferencias, el tipo de accesibilidad (a equipo, a personal, apoyo institucional, etc.) es importante porque aunque en todos nuestros países necesitamos explicar las razones y la importancia para archivar algo y dar acceso, es un poco más fácil el acceso a la tecnología en Estados Unidos, y lo es porque tenemos la opción de encontrar alternativas baratas y a veces variadas por EBay, Amazon, tiendas de segunda mano, etc. Aparte, en Estados Unidos existen diferentes vías de financiamiento para proyectos, desde DIY hasta iniciativas gubernamentales, que no existen en muchos otros países. No es que sea fácil conseguir líneas de financiamiento en Estados Unidos, a veces es casi un segundo trabajo. Pero existen.

(Archivo) Vuestro manifiesto, sin duda, es una declaración de intenciones clara y reivindicativa ¿Qué buscáis de la comunidad profesional?

(AEE) Buscamos la descentralización del archivo para que la gente, quién produce conocimiento/material de archivo, tenga acceso a sus materiales, e igualmente buscamos una mayor visibilidad de nuestras historias. También vemos el potencial del colectivo para ser una red de apoyo profesional y de cierta manera ya lo es. Buscamos que nuestra comunidad se sume a esto pero, tomando en cuenta lo difícil que es colaborar. Siempre reiteramos que se puede colaborar con nosotras enviándonos sugerencias para los recursos del Website o simplemente mensajeándonos para hablar de sus proyectos y así encuadrarlos dentro de nuestros medios de comunicación.

(Archivo) Por propia experiencia, sabemos que los proyectos colaborativos son complicados, más si cabe cuando se pretende dotarlos de un alcance internacional. ¿Qué objetivos os marcáis en el proyecto?

(AEE) Más allá de la programación y las herramientas, como el directorio en nuestra página web, nuestro objetivo es simple: formar lazos de solidaridad y crear espacios de diálogo dentro de la comunidad archivera latinoamericana al igual que sus diásporas latinx. Queremos visibilizar lo que ya está pasando en la comunidad archivística en nuestros países y es muy importante para nosotras hacerlo con una voz auténtica dentro del marco de “Hecho por nosotros y para nosotros”. 

Otro enfoque importante para nosotras es el lenguaje y la accesibilidad. Nuestro nombre es una clara indicación ya que representa el idioma en que conversamos nosotras. Más allá de lo literal, el espanglish, como otras interlenguas/idiomas como el yopará o el portuñol, alude a la hibridación de culturas, la migración y la colonización que son parte de nuestras identidades. Reconocemos la hegemonía que tiene el inglés mundialmente y la rama archivera no está exenta. Queremos amplificar recursos y guías que ya existen en español al igual que hacer iniciativas de traducción colectiva o incluso crear nuevos recursos. Por lo tanto, y a medida que el colectivo se expanda, buscamos incluir también a las comunidades no hispanohablantes de América Latina y el Caribe. Igual, aún seguimos explorando las maneras en las que podemos colaborar a través de muchas regiones y estas colaboraciones seguirán cambiándose y acoplándose a las circunstancias que surjan.

(Archivo) Vemos como el movimiento feminista avanza poco a poco en sus reivindicaciones. Movimientos como el #metoo en USA o la primera huelga feminista en España han puesto el acento en un movimiento que empieza a ser global. ¿Qué se puede hacer desde los archivos a favor del movimiento feminista?

(AEE) El fenómeno de #metoo subraya las realidades que muchas mujeres viven a nivel personal al igual que a nivel profesional y que además revela la transversalidad del patriarcado. Revela cómo este sistema determina como el poder, basado en el dominio y la cultura del silencio es utilizado en una amplia gama de industrias.

En respecto a los archivos, existe esa reacción inmediata de querer enfocarse en colecciones que da visibilidad a los aportes de mujeres al igual que otras comunidades silenciadas  a causa del legado del coloniaje, el racismo y la heteronormatividad. Esto es algo que está pasando ahora. A nivel más profundo, este fenómeno puede promover, dentro del mundo archivero, prácticas y valores centrados en la colaboración equitativa, la empatía y la anti-neutralidad. Valores totalmente opuestos a lo que promueve el patriarcado. Toma nuestra existencia, por ejemplo. El ser un colectivo fundado exclusivamente por mujeres no es por pura coincidencia ya que por experiencia propia reconocemos la importancia de redes de apoyo cuando hay tan poca representación. Somos un ejemplo entre muchos grupos liderados por mujeres (en varios campos) que están creando espacios colaborativos ya que no hay ese sentimiento de individualismo que trunca bastante iniciativas. Esto puede ser algo positivo en la profesión, en hacerlo algo más equitativo y relevante durante estas olas de cambio.

(Archivo) Cuando decís en vuestro manifiesto que “Nos comprometemos a incorporar prácticas anti-opresivas en nuestro trabajo e interrumpir y desafiar jerarquías existentes y modos tradicionales de trabajar un archivo“, ¿a qué os referís exactamente? ¿Cómo se desafían esas prácticas?

(AEE) Dentro de las prácticas archivísticas tradicionales, estamos desafiando los enfoques angloamericanos, occidentales y androcéntricos que han dominado el campo. Como resultado, estos enfoques también han influido en la preservación histórica y de archivo. Nuestro punto de vista es hacer espacio para enfoques alternativos que centren, restauren y conserven la historia cultural de nuestras comunidades latinas. También queremos promover la exploración de cómo se ven estas opciones fuera de las instituciones convencionales que han sido las guardianas tradicionales del campo. Queremos ser inclusivas con  aquellos que desean preservar su historia y que no están afiliados a un repositorio universitario o institucional más grande para así reflejar los intereses, necesidades y prioridades únicos que tienen para archivar la historia de sus comunidades.  Al hacerlo, queremos abrir un diálogo con miras a desarrollar un marco dentro del cual puedan tener lugar los debates sobre dilemas éticos en la práctica crítica de archivos. Tal marco contribuirá a hacer archivos con procesos más inclusivos, emancipatorios, no jerárquicos y de beneficio mutuo.

(Archivo) Por último, ¿qué es un Archivista en Espanglish?

(AEE) Cualquier archivista que cree en el potencial que poseen los archivos como espacios radicales, de resistencia y experimentación en América Latina y que busca crear comunidades de práctica dentro de ese marco.

 

Muchas gracias por concedernos esta entrevista y enseñarnos de primera mano vuestro interesante proyecto.