“Sin duda, la transformación digital y las redes sociales han revolucionado la manera de conocer los archivos”: Entrevista a Adrián Cruz, creador del proyecto El Nostre Arxiu Fotografic

Estudió Historia para luego encontrar una salida laboral como archivero de profesión. Es uno de los jóvenes archiveros con más influencia dentro del sector. Compagina su trabajo como técnico de archivo y gestión documental en el dpto. de Salut de la Generalitat, con la divulgación archivística a través del proyecto “El Nostre Arxiu Fotografic”, que cuenta ya con más de 15.000 seguidores en Instagram. 

(Archivoz) ¿Estudiaste Historia para luego dedicarte profesionalmente a los Archivos o tuviste vocación por ser historiador?

(Adrian Cruz) Estudié historia para ser profesor de historia, pero según iba llegando el final de la carrera me di cuenta de que aquello era muy difícil y buscando salidas di con el mundo de los archivos y, concretamente, con el Máster de la ESAGED. Es decir, el tema archivos surgió sobre la marcha, cuando empecé la carrera no lo había contemplado nunca.

(Archivoz) Y a partir de ese máster te especializaste en Gestión, Preservación y Difusión de Archivos Fotográficos, ¿no? ¿Cómo fue la experiencia?

(AC) Bueno, en realidad dude entre hacer el posgrado de gestión de documentos electrónicos o el de gestión, preservación y difusión de archivos fotográficos y me decante por el segundo, ya que en principio la fotografía me gustaba y me gusta mucho, aunque a día de hoy y desde hace más de tres años me dedico más a la gestión de documentos electrónicos y no descarto hacer el otro posgrado.

(Archivoz) Un archivero con entusiasmo en seguir aprendiendo cosas nuevas… ¿Ser archivero requiere reciclarse cada cierto tiempo?

(AC) ¡Sin duda! Más cuando la tecnología ha inundado nuestro campo con la transformación que ha supuesto la administración electrónica. Renovarse o morir.
Sin duda, la transformación digital y las redes sociales han revolucionado la manera de conocer los archivos, de hacer más accesibles sus fondos al público en general, además de poder comunicar su labor en la sociedad.

El port de Barcelona (Moll del Morrot) fotografiat des de Montjuïc, 1972.

(Archivoz) ¿En qué momento estamos respecto a la digitalización de los archivos en España? ¿Cómo va la Administración, según tu experiencia, en este tema?

(AC) A nivel de administración pública estamos bastante lejos de llegar a conseguir una administración electrónica pura como marca las nuevas leyes, cuesta bastante el paso del papel a formato electrónico. y hacerse con las herramientas tecnológicas que van surgiendo. Pero en ella hay grandes profesionales que luchan por conseguirlo y cada vez se va avanzando un poquito más, aunque no pueda ser a pasos agigantados.

(Archivoz) Y en esas herramientas tecnológicas, me temo que están las redes sociales… ¿Qué papel juegan en tu caso? Eres el creador de un Archivo fotográfico que cuenta con más de 15.000 seguidores en Instagram…

(AC) Bueno, las redes sociales son muy importantes para dar a conocer la profesión, y poner en valor los fondos documentales y fotográficos que contienen los archivos españoles. Nos acercan a la ciudadanía y consiguen romper un poco con aquella sensación de que los archivos no existen.

El nostre Arxiu Fotogràfic es un poco la muestra de que nuestro ámbito puede explotarse y acercarse al público general, a veces nos cuesta hacer un discurso dirigido al público general, pero poco a poco se va consiguiendo y se están rompiendo barreras.

ENAF es un proyecto personal, pero me consta que ese discurso más general también lo están llevando a cabo desde perfiles oficiales de archivos.

(Archivoz) Está bien romper barreras, pero no cree que Instagram, a la larga, se puede convertir en un simple escaparate de postureo y ego profesionales, y que, en consecuencia, esto puede frivolizar la misión de divulgación de los archivos.

(AC) El postureo en Instagram ya existe, en cuentas de personalidades, pero las cuentas oficiales de los centros de archivo no caen, ni creo que caigan en eso, se centran en mostrar los fondos que preservan y en afianzar antiguos usuarios y darse a conocer a nuevos usuarios. Ya es un logro que algunos centros de archivo o entidades relacionadas se encuentren en esta red social, pasar esa barrera de los profesionales hacia el postureo barato lo veo imposible o muy lejano.

Postal de Barcelona N° 36. Vista de la plaça Catalunya, c. 1930. Foto Oriol.

(Archivoz) Ya veo que tienes bastante claro el papel que juega Instagram en el sector de los archivos…más que nada porque tu proyecto, El Nostre Arxiu Fotografic se sustenta en las redes sociales… ¿Qué te llevó a crearlo?

(AC) Bueno, mi trabajo de final de master era una guía de gestión de redes sociales para archiveros y necesitaba un perfil en Instagram que sirviese de muestra. Finalmente, no lo fue, porque pude gestionar la cuenta oficial de un archivo y la idea con la que nació el proyectó gustó y decidí tirarlo adelante hasta hoy que ya han pasado cuatro años.
La gente se implicó mucho y sigue implicada hoy en día, es algo que no podía dejar morir. Piensa que hay gente que busca su archivo fotográfico familiar para compartirlo con en el proyecto, algo así tiene largo recorrido.

(Archivoz) Gente anónima busca su archivo fotográfico y luego lo quiere compartir través de esa cuenta Instagram que gestionas… ¿Nos podrías explicar con más detalle en qué consiste?

(AC) La gente ahonda en su archivo fotográfico familiar y comparte en sus perfiles personales las fotografías que les sean más representativas del mismo con la etiqueta #elnostrearxiufotografic para compartirlas con el proyecto. En dicha etiqueta hay ya más de 8.000 fotografías. Es un sistema que usan muchos perfiles en esta red social para hacer partícipes de estos a sus seguidores.

Una vez compartidas, las redes sociales del proyecto las difunden en sus diferentes perfiles, siempre que hayan proporcionado un mínimo de información como por ejemplo la fecha, el autor si se conoce, el lugar y siempre que la foto no haya sufrido retoques o filtros horribles. La fotografía debe compartirse siendo lo más fiel que sea posible a la original.

(Archivoz) Me parece un trabajo muy bonito, muy humano…Además de este proyecto, también trabajas como Técnico de Archivo y además eres Vocal de la ONG Archivero sin Fronteras, ¿De dónde te viene esa vena tan social?

(AC) Cuando cursaba el Máster nos hicieron una charla explicando la ONG y nos ofrecieron colaborar, sobre todo en tema redes sociales, donde estaban más necesitados por aquel entonces y me pareció muy interesante su labor.

Ya casi llevo cuatro años gestionando las redes sociales de la entidad y es algo que me encanta y que hago siempre con mucho gusto. De hecho, enlazando con cuestiones anteriores, el auge de las redes sociales de la entidad ha dado a conocer nuestra labor y nos han aportado muchas oportunidades que sin ellas seguramente nunca se hubieran materializado.

(Archivoz) ¿Cuáles son esas oportunidades que ofrece esta ONG?

(AC) Pues nos han acercado a otras entidades, a colaborar con ellas, a conseguir nuevos socios y socias, a difundir mejor nuestra labor y, sobre todo, los actos que llevamos a cabo. Las redes sociales han sido fundamentales para crecer como entidad. 

(Archivoz) Con tanto trabajo, y tantos proyectos, no sé si te queda algo de tiempo para desconectar y dedicarte a otras cosas… No sé si quieres añadir algo más a esta entrevista que llega a su fin…

(AC) Bueno, algo de tiempo siempre queda. Poco mas que añadir, daros las gracias por la entrevista y felicitaros por el trabajo que realizáis de difusión de los archivos y sus profesionales en Archivoz, ha sido un placer colaborar con vosotros.

(Archivoz) Muchas gracias a ti.